Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Joven confiesa haber matado a su madre con su novio y convivido con el cadáver durante 4 meses en medio de la pandemia.

Joven confiesa haber matado a su madre con su novio y convivido con el cadáver durante 4 meses en medio de la pandemia.

Una jovencita de tan solo 22 años ha admitido haber asesinado a su madre en abril de 2020, cuando ella tenía apenas 18 años, en la localidad valenciana de l'Alcúdia de Crespins. Lo hizo en complicidad con su pareja en ese momento, manteniendo el cadáver en la vivienda durante más de cuatro meses mientras regían las restricciones por la pandemia.

La acusada ha declarado que fue su pareja quien comenzó el ataque, pero ella terminó clavándole un cuchillo en el cuello a su propia madre: "Entré en shock. No sabía qué hacer. Él me decía 'hazlo, hazlo, hazlo' y al final lo hice", relató.

Se enfrenta a una pena de 30 años de prisión, solicitada por el ministerio fiscal y la acusación particular, además de una indemnización de 80.000 euros. La versión difiere por parte de la defensa de la acusada.

El novio de la joven en ese momento, menor de 17 años, también fue acusado y ya fue juzgado y condenado por un juzgado de menores.

Los trágicos hechos ocurrieron el 1 de abril de 2020 en una vivienda de l'Alcúdia de Crespins donde residían la víctima y la acusada, de nacionalidad búlgara, quienes maquinaron un plan para acabar con la vida de la madre.

La joven, visiblemente emocionada durante el juicio, había tenido conflictos con su madre y junto a su pareja acordaron matarla para poder estar juntos y solventar las deudas ocasionadas por la drogadicción del novio.

Ese fatídico día, el novio llegó a la casa de la víctima con un cuchillo y unas barras de pan, para justificar su salida a comprar en medio de las restricciones. Una vez dentro, roció a la madre con amoniaco y le propinó golpes y puñaladas, mientras la hija también participaba en el violento acto.

La madre falleció a causa de un shock con perforación del corazón. Los jóvenes robaron dinero a la mujer y convivieron con su cadáver en la vivienda por más de cuatro meses, hasta que la Guardia Civil intervino tras una denuncia.

La joven, que lleva ya cuatro años en prisión, ha dado detalles sobre su relación con su madre y su pareja en aquel entonces, revelando un historial de violencia y drogadicción. Afirmó que su novio quería planear la muerte de la madre porque discutían constantemente y ella accedió a participar en el plan.

La joven ha expresado remordimiento por su participación en el brutal crimen, señalando que fue manipulada por su pareja y lamentando profundamente sus acciones.