Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

La Comunitat Valenciana encabeza el aumento del valor de las propiedades respecto al año anterior, alcanzando un notable 13,83%, revela Pisos.com.

La Comunitat Valenciana encabeza el aumento del valor de las propiedades respecto al año anterior, alcanzando un notable 13,83%, revela Pisos.com.

VALÈNCIA, 8 Ene. - La vivienda de segunda mano en la Comunitat Valenciana en diciembre de 2023 tuvo un precio medio de 1.691 euros por metro cuadrado, lo que implica una subida del 13.83 por ciento respecto al año pasado, liderando el ranking nacional de incrementos.

Frente al mes anterior, el precio aumentó un 0,07% en diciembre, el segundo más leve de España, según el informe anual de precios de venta de Pisos.com. La Comunitat Valenciana fue la octava autonomía más cara, con Baleares (4.141 €/m2) a la cabeza, entre otras.

Mensualmente, la provincia de Valencia (0,66%) fue la que más creció de la autonomía, mientras que Alicante (-0,62%) y Castellón (-0,13%) arrojaron descensos moderados.

Respecto al año pasado, subieron todas. Valencia (16,52%) marcó el segundo repunte más intenso de España. En cuestión de precios, Alicante (1.878 €/m2) fue la undécima provincia española más cara y Castellón (1.143 €/m2) resultó ser la más asequible de la Comunitat.

Respecto a las capitales valencianas, todas crecieron en último mes. València (1,53%) registró la subida más intensa. De un año a otro, todas las capitales valencianas subieron.

València (19,69%) fue la que más creció del país y la undécima capital española más costosa (2.557 €/m2). Con 1.363 euros por metro cuadrado en diciembre de 2023, Castelló de la Plana fue la sexta capital de provincia más asequible de España.

En València, los distritos de Pobles del Sud (9,26%), Campanar (9,25%) y Rascanya (9,24%) lideraron los ascensos en el cuarto trimestre, mientras que La Saïdia (-3,13%) fue la única que se devaluó en este periodo. En el segundo semestre, todos subieron.

Las subidas más representativas se dieron en Campanar (19,27%), Rascanya (19,05%) y Pobles del Sud (18,99%). Frente al año pasado, solo hubo ascensos. Las mayores subidas se dieron en Campanar (33,39%), Pobles de l'Oest (31,82%) y Pobles del Sud (25,45%).

L'Eixample (3.755 €/m2), Ciutat Vella (3.352 €/m2) y El Pla del Real (3.195 €/m2) fueron los distritos más caros. Los más baratos fueron Pobles de l'Oest (1.502 €/m2), Pobles del Sud (1.644 €/m2) y Rascanya (1.764 €/m2).

En cuanto a los municipios valencianos, Riba-roja de Túria (9,31%), en Valencia, fue la tercera localidad española que más subió en el último trimestre. En la zona de los descensos, Elche (-8,73%), en Alicante, marcó la tercera bajada más significativa del país. De un año a otro, Alboraya (42,33%), en Valencia, fue el municipio español que más creció.

Vilajoiosa (-30,27%), en Alicante, registró la caída más intensa a nivel nacional. En cuanto a precios, Benissa (3.671 €/m2), en Alicante, fue el municipio más caro de Comunitat Valenciana en diciembre de 2023, mientras que Utiel (658 €/m2), en Valencia, fue el más económico de la Comunitat.

En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en diciembre de 2023 registró un precio medio de 2.160 euros por metro cuadrado. Esta cifra marcó un ascenso del 0,51% frente a noviembre. La subida trimestral fue del 3,41% y el repunte semestral alcanzó el 5,01%. Interanualmente, se produjo una subida del 8,86%.

El director de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, ha indicado que "muchos opinan que hemos cerrado un año atípico" refiriéndose a que los precios no han seguido el compás de compraventas e hipotecas, indicadores que han arrojado caídas muy profundas.

"Los datos de transmisiones y préstamos para la compra de vivienda se están acomodando a un entorno de normalidad" porque "venimos de años de récord y la subida de los tipos y el desgaste del ahorro no ayudaban a sostener este escenario por mucho más tiempo", ha expuesto.

Para el portavoz del portal inmobiliario, "la amenaza de un descalabro en los precios queda descartada, también en 2024", ya que "la falta de oferta contiene los descensos", aunque no descarta "un aterrizaje suave lejos de las zonas más dinámicas".

Aunque desde Europa parecen haber dejado los tipos estancados por el momento, Font advierte de que "la financiación ahora es más cara, pero esto no retendrá a la demanda mientras se cumplan los criterios de concesión y la cuota se ajuste a una capacidad de endeudamiento razonable". Lo que será más complicado será encontrar producto, "pues la actividad promotora está siendo muy cautelosa con sus proyectos" y la rehabilitación todavía no cala como fórmula para "tener una segunda mano más atractiva y competitiva".