• viernes 27 de enero del 2023

La Comunitat Valenciana es la autonomía donde los jóvenes se empiezan antes en el consumo del alcohol: a los 15,9 años

img

MADRID/VALÈNCIA, 4 Ene.

La Comunitat Valenciana es la autonomía donde nos jóvenes se empiezan antes en el consumo de alcohol, a los 15,9 años, según se desprende de la última Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES 2022), que ha anunciado el Ministerio de Sanidad, y donde se documentan las drogas con mayor prevalencia de consumo en los últimos 12 meses en España.

El alcohol y el tabaco son las substancias psicoactivas que empiezan a consumirse de forma mucho más temprana en todas y cada una de las comunidades autónomas de España, con un primer consumo de alcohol que se ubica entre los 15,9 y los 17,3 años. Mientras que en la Comunitat Valenciana ese comienzo se fija en los 15,9 años, las edades de comienzo mucho más tardías se registran en Ceuta y Melilla (17,3 años). Por otro lado, Castilla y León, Navarra y Comunitat Valenciana son las CCAA que comienzan a consumir tabaco de forma mucho más precoz, a los 16,1 años.

La prevalencia de consumo del alcohol en algún momento en la vida se ubica en la mayor parte de las comunidades autónomas sobre el 90%, si bien es la Comunitat Valenciana la que registra una mayor prevalencia (96,9%), al tiempo que Melilla consigue la menor de las prevalencias en España (37,6%).

Tanto en el marco temporal de los últimos 12 meses como de los últimos 30 días, la red social donde se puede ver una mayor prevalencia es la Comunitat Valenciana, al tiempo que las comunidades que tienen una menor prevalencia son Melilla y Ceuta.

Las comunidades autónomas con mayores porcentajes de usuarios de cannabis en algún momento en la vida son la Comunitat Valenciana (56,6), Navarra y Baleares, todas y cada una con prevalencias superiores al 50% y encabezadas por la valenciana.

Así lo refleja la encuesta que declara que los consumos intensivos de alcohol han disminuido en el grupo del país 2,7 puntos porcentuales en la población de españa de entre 15 a 64 años en relación a 2020, al pasar de un 19,4 por ciento a un 16,7% en 2022. Asimismo se aprecia una reducción de 2,5 puntos en el número de personas en el consumo en botellón, que pasa de un 9,9% en 2020 a un 7,4 en 2022. Mientras, la edad media de comienzo en el consumo sigue permanente, tanto en el alcohol (16,5 años) como en el de tabaco (16,6 años).

La substancia mucho más consumida en los últimos 12 meses es el alcohol, que fué consumida por el 76,4% de los encuestados, seguida del tabaco (39%), los hipnosedantes (13,1%), el cannabis (diez,6%) y la cocaína (2,4%). Por edades, el consumo es mayor en el conjunto de 15 a 34 años, salvo en hipnosedantes y calmantes opioides, que incrementa desde los 35 años.

Las prevalencias de consumo en los últimos 12 meses son mayores en el conjunto de 15 a 34 años, salvo en la situacion de los medicamentos con potencial adictivo (hipnosedantes y calmantes opioides), cuyo empleo se aumenta desde los 35. Los datos afirman un mayor consumo entre los hombres (salvo para los hipnosedantes y los calmantes opioides). Las mayores diferencias está en la situacion del alcohol, el tabaco, la cocaína y el cannabis.

El 15,4% afirma haber consumido alcohol con apariencia de atracón en los últimos 30 días, lo que se conoce como 'binge drinking'; se habla asimismo de un apunte afín al logrado en 2020 (15,4%), este modo de consumo de peligro se nucléa en las edades de 20 a 24 años.

Por tras el alcohol, el tabaco es la substancia psicoactiva mucho más consumida en España. En 2022 el 69,6% de la población de 15 a 64 años ha consumido tabaco en algún momento en la vida, un apunte muy similar al del pasado año (70%); sigue en un 39% el apunte del último año, mientras que sube levemente al 37,2% los que han fumado en el último mes. El 33,1% asegura fumar todos los días, lo que piensa una subida suave con en comparación con 32,3% de 2021. Entre los fumadores todos los días, el 64,2% se han planteado no fumar más, y el 41,9% se lo ha planteado y lo intentó.

En cuanto al empleo de los cigarros electrónicos, el 12,1% de la gente de 15 a 64 años los utilizado en algún momento en la vida, porcentaje superior al logrado en 2020 (diez,5%), y cerca del doble del 6,8% de 2015. El conjunto de 15 a 24 años es el que muestra la mayor prevalencia de consumo: el 18,8% lo ha consumido en algún momento en la vida y el 9,1% en el último año. La prevalencia de consumo alguna
vez en la vida es mayor en hombres para todos y cada uno de los tramos de edad.

La percepción de peligro es mayor para consumos mucho más usuales, y asimismo en las mujeres. Está extendida para el consumo de substancias ilegales, tal como de tabaco, hipnosedantes y calmantes opioides. Sin embargo, la percepción de peligro del consumo de alcohol es parcialmente baja, pese a haberse aumentado.

Aproximadamente un 65% de la población de 15 a 64 años siente como un peligro jugar con dinero semanalmente, apunte que se vió achicado respecto al 2020. La encuesta exhibe que el 58,1% de la población de 15 a 64 años ha jugado con dinero 'online' y/o presencial en los últimos 12 meses (el 57,4% de manera presencial y el 5,3% de manera 'en línea'), con un descenso de la continuidad del juego respecto a 2020. Asimismo, el 3,5% de la población afirma realizar un empleo compulsivo de Internet.

En 2022 el 1,9% de la población de 15 a 64 años ha planeado en suicidarse, el 1% lo ha premeditado y el 0,4% afirma que hizo un intento, según la encuesta EDADES 2022 que incluye una sucesión de cuestiones similares con el peligro de suicidio, con el propósito de progresar el saber de las percepciones que se relacionan con este inconveniente en la sociedad de la cual formamos parte.

El porcentaje es superior en las mujeres en lo relativo a tener ideas de llevarlo a cabo y planearlo, en cambio no se observan diferencias por género en los intentos de suicidio. Los individuos con peligros de este género consumen todas y cada una de las substancias psicoactivas en mayor medida que la población general, y tienen mayor oportunidad de haber sufrido algún género de nosología siquiátrica.

Por otro lado, el consumo de hipnosedantes con o sin receta se ha aumentado nuevamente continuando con la inclinación creciente iniciada en 2018 hasta un 23,5%. En 2022 el 13,1% de la gente de 15 a 64 años los ha consumido en los últimos 12 meses, y la proporción es mayor entre las mujeres (16,0%) que en los hombres (diez,3%).

Sobre la utilización de calmantes opioides, en 2022 el 15,8% de la gente de 15 a 64 años los ha consumido en algún momento en la vida, el 6,8% en los últimos 12 meses y el 4,0% en los últimos 30 días. Los calmantes opioides mucho más consumidos son tramadol y codeína; y el 56,5% afirma que empezó a tomarlos por mal agudo, siendo las mujeres las mayores consumidoras.

El cannabis es la substancia ilegal con mayor prevalencia de consumo en España entre la población de 15 a 64 años. En 2022 el 40,9% ha consumido cannabis en algún momento en la vida, el diez,6% en los últimos 12 meses, el 8,6% en los últimos 30 días y el 2,8% todos los días en el último mes. En los últimos años el consumo ocasional semeja permanente, pero el consumo períodico se ha aumentado a un 2,8% en 2022 desde un 1,7% en 2007. Por edades, el consumo es mayor en el conjunto de 15 a 24 años.

Respecto a la cocaína, en 2022 un 12% ha consumido cocaína polvo y/o base en algún momento en la vida, el 2,4% de la población ha consumido cocaína polvo y/o base en los últimos 12 meses y el 1,4% en el último mes En esta encuesta, el consumo de heroína semeja estabilizado: en 2022 un 0,6% de la población de 15-64 años la probó en algún momento en la vida y un 0,1% en el último año. La edad media de comienzo es de 21,2 años, con determinada disminución con en comparación con año 2020 (22,6 años).

El 15,5% de la población de 15 a 64 años no ha consumido ninguna substancia psicoactiva legal o ilegal en los últimos 12 meses, el 43,6% refiere el consumo de una única substancia, y el 40,9% afirma policonsumo (2 o mucho más substancias).

Más información

La Comunitat Valenciana es la autonomía donde los jóvenes se empiezan antes en el consumo del alcohol: a los 15,9 años