Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

La Comunitat Valenciana termina 2023 como líder en deuda en proporción al PIB.

La Comunitat Valenciana termina 2023 como líder en deuda en proporción al PIB.

El Consell de la Comunitat Valenciana ha atribuido el aumento récord del déficit del último año del Gobierno Botànic a la escalada de la deuda de la Generalitat, alcanzando la cifra de 57.993 millones de euros.

MADRID/VALÈNCIA, 27 Mar.

En 2023, la Comunitat Valenciana se convirtió en la región más endeudada en proporción a su riqueza, con un 42,2% de endeudamiento. En términos absolutos, la deuda ascendió a 57.993 millones, ocupando el segundo lugar detrás de Cataluña, según datos publicados por el Banco de España este miércoles.

En comparación con el año 2022, la deuda absoluta se incrementó en todas las regiones, con excepción de País Vasco, Cantabria y Baleares.

Las comunidades autónomas con mayores deudas en 2023 fueron Cataluña (85.986 millones), Comunitat Valenciana (57.993 millones), Andalucía (38.649 millones) y Madrid (35.875 millones), concentrando dos tercios de la deuda total de los gobiernos autonómicos, en parte debido a la densidad poblacional.

En términos de porcentaje del PIB, la Comunitat Valenciana lidera la lista de regiones más endeudadas en proporción a su riqueza, seguida por Castilla-La Mancha (31,9%), Región de Murcia (31,2%) y Cataluña (31%). Por el contrario, Navarra (12%), Canarias (12,2%), País Vasco (12,4%) y la Comunidad de Madrid (12,6%) son las menos endeudadas en relación al PIB.

Siguiendo las declaraciones hechas desde la Generalitat, el aumento absoluto de la deuda en 2023 fue del 5,38% con respecto al año anterior, lo que resultó en un incremento neto de 2.960 millones de euros.

El conseller de Hacienda, Ruth Merino, enfatizó que la mayor parte de este incremento se debió a la necesidad de recurrir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para financiar el déficit de 3.860 millones acumulado por el anterior Gobierno del Botànic en 2022, su último año al mando de la Generalitat.

En particular, de los 3.104 millones del FLA, 2.618 millones se destinaron directamente a cubrir el exceso de déficit de 2022. Además, se utilizaron 395 millones para financiar el objetivo de déficit del 0,3% del PIB establecido para 2023.

"Los datos demuestran que los ciudadanos de la Comunitat Valenciana sufrirán las consecuencias de la irresponsabilidad del Gobierno Botànic anterior, ya que tendrán que destinar más recursos al pago de intereses debido al aumento desmedido de la deuda, especialmente durante sus últimos meses en el poder", afirmó la consellera de Hacienda.

Merino destacó que durante las dos legislaturas del Gobierno anterior, la deuda de la Generalitat se incrementó en un 42,8%, equivalente a 17.182 millones de euros, gran parte de los cuales se destinaron a cubrir los déficits acumulados desde 2016 a través de disposiciones del FLA.

En este sentido, Merino señaló que este aumento de la deuda impactará en las inversiones y políticas sociales, ya que una parte considerable del presupuesto se destinará al pago de intereses este año.

Asimismo, la consellera resaltó que el Presupuesto de la Generalitat para 2024 refleja un aumento del 112% en los intereses de la deuda, alcanzando los 870 millones de euros.

Además, Merino subrayó que la mayor parte del aumento de la deuda en 2024 se destinará también a cubrir el déficit de 2023, año en el que se ejecutó el último presupuesto del Gobierno anterior.

Por otro lado, Merino recordó que una parte significativa de la deuda de la Generalitat proviene de la infrafinanciación acumulada debido a la falta de recursos del sistema de financiación autonómica.

Según un informe de la Comisión Mixta Consell-Corts, el 78% de los 55.033 millones de deuda con fecha de cierre de 2022 derivaban de esa infrafinanciación y de la carga financiera de la deuda contraída para hacer frente a la misma.

En contraste, 11.755 millones de euros de la deuda total se atribuyen a una gestión negligente y una utilización irresponsable de los recursos públicos por parte del Gobierno anterior, según la consellera de Hacienda.

Para concluir, Merino hizo un llamado al Gobierno español para abordar urgentemente la reforma del sistema de financiación y resolver la insuficiencia crónica de ingresos de la Generalitat Valenciana. "La ministra de Hacienda debe liderar la reforma del sistema. Mientras tanto, nosotros estamos trabajando en el control y la eficiencia del gasto de la Generalitat", afirmó Merino.

El aumento de 2.960 millones de euros en la deuda de 2023 se debió a las disposiciones del FLA y otras operaciones financieras, que contribuyeron a un incremento total de 3.104 millones en la deuda del año. Por otro lado, se observaron disminuciones en otras áreas financieras, como las operaciones a corto plazo y las amortizaciones de préstamos.

En el último trimestre de 2023, la deuda se incrementó en 1.289 millones de euros, principalmente por las disposiciones del FLA destinadas a financiar el exceso de déficit de 2022.