• sábado 03 de diciembre del 2022

La Filmoteca de València proyecta una copia restaurada de 'La mamá y la puta', tras 50 años sin distribución

img

VALÈNCIA, 11 Oct.

El Institut Valencià de Cultura (IVC) proyecta el jueves 13 de octubre, a las 18 horas, y el viernes 14 de octubre, a las 20 horas, en la Filmoteca de València, una copia restaurada de 'La mamá y la puta' (1973) del director francés Jean Eustache.

Después de prácticamente cincuenta años sin distribución, la Filmoteca proyecta una copia restaurada de "de las mejores películas del cine francés y epígona tardía del movimiento cinematográfico de 'la nouvelle vague'", explicó la Generalitat en un aviso.

El primer extenso film de Jean Eustache produjo una agria polémica en el instante de su estreno en el Festival de Cannes en 1973 a raíz del provocador título de la película, ciertas situaciones de desvisto bastante atrevidas para la época, la utilización recurrente de expresiones malsonantes y las diálogos desenfadadas sobre temas como el aborto, el sexo libre o la liberación femenina.

Entre los opositores mucho más conocidos de la película figuraban el crítico Gilles Jacob, que entonces fue directivo del Festival de Cannes, y también Ingrid Bergman, que encabezaba el jurado del festival aquel año. La actriz sueca declaró que le parecía lamentable que Francia estuviera representada por una película tan sórdida y vulgar.

Pese al rechazo que produjo en la prensa conservadora, 'La mamá y la puta' contó, no obstante, con el acompañamiento de la parte importante de crítica enfocada y de otros integrantes del jurado, como el escritor Lawrence Durrell y el directivo Sydney Pollack.

Al final, la discutida película de Eustache consiguió el Premio Especial del Jurado y el Premio FIPRESCI que otorga la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica.

La copia restaurada que se proyecta en la Filmoteca fue presentada al público en la pasada edición del Festival de Cannes, en una gala que reunió a sus primordiales intérpretes y donde se recordó su polémico estreno en exactamente el mismo festival en la edición de 1973.

Además de clausurar 'la nouvelle vague', 'La mamá y la puta' es una desilusionada reflexión con apuntes autobiográficos sobre la sociedad francesa tras la pérdida de ilusión de los jóvenes revolucionarios de los sesenta y el fracaso de las revueltas estudiantiles del Mayo de 1968.

La película está interpretada por tres actores simbólicos del cine de la novedosa ola francesa: Jean-Pierre Léaud, Bernardette Lafont y Françoise Lebrun.

Los tres sostienen una atípica relación sentimental: Alexandre (Jean-Pierre Léaud) es un joven burgués cínico y egoísta que vive en París. Se halla en una etapa nihilista de su vida: no estudia, no trabaja y solamente se atrae por los libros o por la música. Lo único que le resulta de interés son las mujeres y vivir de ellas.

Consigue conformar un trío sentimental con su novia Marie (Bernardette Lafont), con la que vive y lo sostiene, y con Veronika (Françoise Lebrun), una enfermera que ha popular en un café.

A pesar de la resistencia inicial de las dos, el triángulo amoroso es completamente satisfactorio para Alexandre, pues representa un equilibrio entre lo sexual, lo maternal y lo material. Al mismo tiempo, es con la capacidad de sostenerse ajeno de los sentimientos de frustración o malestar que su conducta logre ocasionar en sus amantes.

Durante las tres horas y media que dura el extenso film, estos tres individuos sostienen diálogos profundas sobre el cariño, el sexo y las relaciones entre hombres y mujeres.

El título de la película se refiere a la disyuntiva que se le muestra a Alexandre: seleccionar entre la tranquilidad y la vida familiar que le da Marie (la mamá) o la pasión y la noticia que halla en Veronika (la puta).

Más información

La Filmoteca de València proyecta una copia restaurada de 'La mamá y la puta', tras 50 años sin distribución

Noticias de hoy más vistas