• viernes 3 de febrero del 2023

La Generalitat destina 34 millones de euros a la reforma de la depuradora de Pinedo: "No puede ser del pasado siglo"

img

Mollà y Ribó trasladan a los vecinos, que protestan con Bienvenido Mr. Marshall, las medidas para terminar con una "historia nefasta"

VALÈNCIA, diez Oct.

La Generalitat, por medio de la Conselleria de Agricultura, Emergencia Climática y Transición Ecológica, destina 34 millones de euros para reformar la depuradora de Pinedo con la intención de acomodarla a los requisitos que una instalación de este modo debe cumplir hoy en dia y achicar las afecciones que causa a los vecinos de sus ambiente.

Las proyectos de rehabilitación de esta planta situada en el término municipal de València, presentadas coincidiendo con su licitación y un par de semanas una vez que el Consell aprobase su contratación, contemplan medidas medioambientales, de optimización, acondicionamiento, confiabilidad y eficacia energética.

La intervención, que se desarrollarán a lo largo de un par de años desde la adjudicación de la obra, quiere progresar la eficacia de los procesos de la instalación. Así, se tienen dentro actuaciones para actualizar los equipos por otros mucho más eficaces y poder achicar el consumo eléctrico hasta un 30% y actualizar el sistema informático de automatización y control de la depuradora.

Además, se busca prosperar la calidad del agua vertida, tal como achicar los fragancias en cerca de un 90% y los ruidos bajo el límite que establece la ordenanza municipal de la ciudad más importante valenciana para una instalación industrial como esta.

Igualmente, se persigue la protección del litoral y se contempla una actuación urbanística en torno a la planta para poder su integración paisajística mediante una región de transición entre la depuradora y la huerta a través de zonas ajardinadas y restricción de la altura de las construcciones.

La consellera de Agricultura, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà; el alcalde de la región, Joan Ribó; y el gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), Juan Ángel Conca, dieron a comprender la actuación sosprechada en la estación depuradora de Pinedo y han visitado el recinto.

La inversión programada destina 22 millones para las novedades ambientales --13 para aumentar la calidad del agua y para achicar ruidos y fragancias--, diez millones en temas de optimización y 2 mucho más para aumentar la eficacia energética.

Mollà ha señalado que la de Pinedo es "la depuradora mucho más grande" de la Comunitat Valenciana y ha asegurado que no puede estar en peores condiciones que otras de menor tamaño en las que "ahora se han aplicado" novedosas "técnicas y medidas" para progresar el desempeño, la eficacia y reducir afecciones.

"No puede ser la depuradora más esencial del pasado siglo", dijo, mientras que ha defendido la apuesta llevada a cabo para accionar sobre la tecnología, la calidad del agua, la reutilización, los vertidos y la eficacia energética". En este punto, ha letrado por la "autosuficiencia" y ha adelantado que más adelante se podrían "producir sinergias" con los vecinos para la producción y el consumo de energía.

La responsable autonómica ha señalado que la reforma "no es una hipótesis" sino más bien "un emprendimiento planeado" en el que se estuvo haciendo un trabajo "un par de años", intentando encontrar asimismo los elementos correctos. Así, ha subrayado que el plan pensado, dirigido a conseguir una "depuradora de novedosa generación", se ha planteado en coordinación con los vecinos. Estos ha protestado a la llegada de Ribó y Mollà al son de 'Bienvenido Mr. Marshall' por las afecciones que crea la depuradora.

La consellera ha insistido en que la rehabilitación tiene dentro las proposiciones vecinales y dijo que "pasó por todos y cada uno de los filtros ambientales y jurídicos" con la intención de "hacerse situación". "Sacar a licitación las proyectos es un sendero de no retorno", aseguró Mollà, que ha expuesto que la actuación va a suponer un "antes" y un "después" en la actividad y también historia de la depuradora de Pinedo.

"Esa historia no la tenemos la posibilidad de escribir de nuevo en este momento nosotros. Lo que tenemos la posibilidad de llevar a cabo es poner el punto y final. Eso es lo que pretendemos realizar con hechos, con esta licitación que comporta unas proyectos específicas y una adjudicación de elementos específica", ha plateado.

La consellera se ha referido de este modo a la sentencia del TSJCV que en 2017 ordenó el cierre de la etapa III de Pinedo, un fallo que un par de años después fue proclamado "irrealizable de realizar" por los perjuicios ambientales que podría ocasionar la clausura de la infraestructura, que da servició a 1,8 millones de pobladores de 17 ayuntamientos --800.000 de València y el resto de ciudades del área metropolitana--.

Asimismo, ha aludido al 'caso Emarsa' y ha apuntado que "orificio en Pinedo es prácticamente igual que lo que cuesta obra" de reforma. "La historia existió con administradores que no se preocuparon por estar a nivel de los objetivos de la depuradora sino más bien por otros que llevaron a una situación muy dificultosa. Es preciso escribir de nuevo esa historia ", ha comentado, al unísono que dijo que la reforma pone "punto y final".

Las proyectos se van a hacer, según Mollà y Conca, sin frenos la actividad. "Todo el sistema va a ser rehabilitado al tiempo que se trabaja", ha detallado el gerente de la EPSAR, que ha adelantado que zonas en las que los tratamientos se hacen en abierto se van a cerrar con la reforma a través de una suerte de bóvedas.

A estas medidas y a las dirigidas a bajar el gasto energético y ganar en eficacia se aúnan, como asimismo ha expuesto Ribó, la reubicación de la región por la que entran los camiones de lodos, para separarla de los vecinos y de este modo reducir asimismo ruidos y fragancias. Conca ha valorado el "enorme esfuerzo" de la conselleria para impulsar la reforma, un "emprendimiento muy difícil".

Joan Ribó ha señalado el aval técnico que garantiza a los vecinos --ha recordado las afecciones para Pinedo y La Punta-- el cumplimiento de la normativa de fragancias y ruidos" y que "afirma las condiciones óptimas de vertido". "Esta enorme inversión revela el deber para sanar unas lesiones profundas. Arreglamos un inconveniente histórico", ha señalado.

Mollà explicó que se ha puesto en compromiso a reunirse con los vecinos de Pinedo y dijo que "han vivido una historia" que no debían por haber tenido "gobiernos municipales y autonómicos que no solucionaban inconvenientes" sino los "ocasionaban". Ha repetido que se pone "punto y final" a eso con proyectos y elementos "específicas" y aseguró que en este momento se trabaja "de la mano" de los vecinos y no "de espaldas o por arriba" para redactar como antes una "historia aciaga".

Además, ha manifestado que se van a estudiar con ellos las reformas y actualizaciones primordiales para sus casas y para "revitalizar el ambiente" por el hecho de que es imposible buscar una depuradora del siglo XXI y tener "un vecindario deprimido".

Más información

La Generalitat destina 34 millones de euros a la reforma de la depuradora de Pinedo: "No puede ser del pasado siglo"