• martes 04 de octubre del 2022

La Generalitat solicitará al Gobierno una dotación excepcional para las ubicaciones perjudicadas por los incendios

img

VALÈNCIA, 17 Ago.

La Conselleria de Transición Ecológica solicitará al Ministerio del ramo una dotación "esencial" y excepcional para las ubicaciones perjudicadas por los incendios de Bejís (Castellón) y la Vall d'Ebo (Alicante) --activos desde el primer día de la semana y el sábado, respectivamente-- y el de Les Useres (Castellón) --ahora estabilizado-- para la restauración y restauración de las mucho más de 22.500 hectáreas carbonizadas por ahora entre los tres fuegos.

Así lo avanza la consellera Mireia Mollà, en un aviso de la Generalitat, demandando al Ministerio que esté "a la altura de la afección" para realizar las tareas de urgencia articulo-incendio y volver a poner el apreciado patrimonio natural valenciano asolado.

Mollà exhibe su máxima preocupación por la evolución de las llamas y su encontronazo sobre las ciudades y reconoce el ahínco titánico del personal de urgencias: "Son expertos que trabajan en condiciones de infierno para resguardar a la gente, animales, casas, pueblos enteros y, como no, nuestro patrimonio natural".

Pone de esta forma el foco en el daño del fuego sobre el Paraje natural municipal Peñaescabia de Bejís, tal como en espacios de la Red Natura como los comprendidos en los vales de la Marina o los declarados zonas de particular conservación en los términos municipales de Bejís, Torás y Sacañet.

De instante, la área quemada en La Vall d'Ebo sobrepasa las 11.730 hectáreas, mientras que en Bejís sube a 9.900, según el último cómputo del Centro de Coordinación de Emergencias 1·1·2 de la Generalitat.

La Conselleria ha movilizado a personal de la unidad técnica de análisis y prevención, a los servicios de prevención y supervisión y a agentes medioambientales que ayudan sobre el lote en las tareas de rastreo de la evolución y actualización cartográfica y meteorológica, aparte de los cinco observatorios de supervisión concreta y un helicóptero de coordinación y acompañamiento.

La petición se enmarca en la compromiso de colaboración estatal tras un incendio forestal de extensión, así sea por área quemada o valor ambiental perjudicado. El año pasado, el Ministerio asignó una partida de 250.000 euros para las acciones de urgencia tras el incendio de Soneja-Azuébar, que afectó al Parque Natural Serra d'Espadà.

Además, esta solicitud se aúna a la de una asignación para volver a poner la área quemada por el incendio de Venta del Moro, proclamado el pasado 3 de julio. La Conselleria ahora ha puesto en compromiso 550.000 euros para las primeras acciones de conservación del suelo, pelea contra la erosión y regeneración natural en este espacio del Parque Natural Hoces del Cabriel.

Más información

La Generalitat solicitará al Gobierno una dotación excepcional para las ubicaciones perjudicadas por los incendios