• martes 04 de octubre del 2022

La Guardia Civil desmantela en Alicante una banda que expoliaba a individuos de páginas de contactos

img

Los agentes calculan que probablemente halla mucho más de 2.cien víctimas, si bien solo han denunciado 25 víctimas habitantes en España y Alemania

ALICANTE, 7 Jul.

La Guardia Civil de Alicante, en el contexto de la operación Connor, ha creado una investigación que permitió desmantelar una organización criminal que en teoría se dedicaba a expoliar a clientes de webs expertas en citas en línea y a efectuar estafas por medio del procedimiento phishing. Entre los meses de mayo y junio, fueron detenidos todos y cada uno de los integrantes de la banda, 2 hombres y 4 mujeres, en las localidades alicantinas de Dénia y Ondara, que podrían haber extorsionado a mucho más de 2.cien víctimas, más allá de que hasta hoy solo han denunciado 25.

Las indagaciones se comenzaron en el mes de febrero de 2022 a causa de una demanda interpuesta en el Puesto de la Guardia Civil de Callosa d'en Sarrià. La víctima manifestó a los agentes que, tras entrar a una web de contactos, un individuo había comenzado a extorsionarle con el propósito de que le efectuase unos pagos y, para esto, no vacilaban en amenazarle con imágenes de armas, según informó el centro armado en un aviso.

En una primera etapa de la operación, tras un análisis de toda la documentación lograda, los agentes identificaron el 'modus operandi' usado por el conjunto. Por un lado, seleccionaban a las víctimas, siempre y en todo momento hombres, a través de avisos de contactos en páginas expertas en esta clase de servicios. Una vez elegida la víctima, la banda se hacía pasar por una mujer que en teoría ofrecía servicios sexuales y que, por último, no eran completados.

Sin embargo, el conjunto criminal empezaba unas maniobras de "hostigamiento" a la víctima, a la que llegaban aun a amenazar a través de el envío de fotografías de armas.

Además de la extorsión, se habían experto en estafas bancarias por la modalidad del phishing. Por el envío masivo de correos, conseguían las claves de acceso y la información bancaria de las novedosas víctimas para, a continuación, efectuar extracciones en efectivo desde cajeros sin conocimiento de los sucesos.

Finalmente, para blanquear el dinero conseguido, usaban la técnica financiera de diversificación entre cuentas bancarias, automóviles y productos de gran lujo. Tras el análisis del modus operandi y toda la información lograda, lograron saber que tras este conjunto estaban 2 hombres: uno de nacionalidad colombiana y de 25 años y otro cubano de 35, y 4 mujeres de entre 25 y 35, colombianas y rumanas. Todos ellos tenían antecedentes policiales por hechos afines a los investigados.

Una vez conseguidos todos y cada uno de los rastros precisos y frente a la gravedad de los hechos denunciados, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda y detención de todos y cada uno de los integrantes de la banda. Entre los días 27 de mayo y 1 de junio, los agentes, adjuntado con compañeros de la Compañía de Calp, del Puesto de Xàbia, de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) de Alicante y Servicio Cinológico hicieron 2 registros domiciliarios en Dénia y Ondara, donde detuvieron a todos y cada uno de los elementos del conjunto.

A los detenidos se les atribuyen los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, estafa y extorsión. De los registros completados se ha intervenido material informático y de telecomunicaciones, claves de correos y de ingreso a la banca virtual, joyas de gran lujo, automóviles de calidad estándar, dinero en efectivo y documentación contable de inversiones de la organización. También se han negado y puesto predisposición judicial un total de 11 cuentas corrientes.

Las diligencias instruidas al lado de los detenidos fueron puestas predisposición del Juzgado de Guardia y también Instrucción de la Vila Joiosa (Alicante), que ha decretado independencia provisional para todos ellos, con medidas como la retirada del pasaporte y comparecencias periódicas.

Tras el análisis de la documentación conseguida en los registros, los agentes, adjuntado con la asistencia del Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Policía Judicial y de la Brigada de Delitos Económicos y contra el Patrimonio, pudieron acreditar que la banda llevaba delinquiendo a nivel internacional desde el año 2020.

Los agentes calculan el número de víctimas en mucho más de 2.cien, si bien bien por desconocimiento o por estimar sostener su anonimato, hasta hoy, únicamente han denunciado 25 personas habitantes en las provincias de Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Navarra y Granada y de Alemania.

Además, por medio del análisis financiero, los agentes han calculado que la banda pudo conseguir de manera ilegal una cuantía económica superior al millón de euros. La Guardia Civil no da por concluida la operación y sigue con las indagaciones para procurar hallar y también detectar a otras probables víctimas con la intención que se presenten en el trámite judicial.

Ante estas situaciones de extorsión, la Guardia Civil sugiere no efectuar pago alguno y denunciar en el instante los hechos. Además informa de, que cuando se materializa el primer pago, los criminales vuelven a entrar en contacto con la víctima para continuar pidiendo proporciones auxiliares.

Más información

La Guardia Civil desmantela en Alicante una banda que expoliaba a individuos de páginas de contactos