• viernes 27 de enero del 2023

La lana de Hilando Vidas envuelve la testera del Edificio Docks de València: "Hubiésemos sido capaces de tejerlo entero"

img

Honra a la mujer rural y reclama "un futuro mejor" para las que lo tienen "mucho más bien difícil" por residir en pequeños ayuntamientos

VALÈNCIA, 15 Oct.

La organización Hilando Vidas creó una enorme cadena de ADN formada por un total de 575 piezas tejidas en lana por 250 mujeres de la comarca valenciana de La Serranía, con sus "populares" hexágonos, que ha envuelto el exterior del Edificio Docks de la Marina de València, para reivindicar el papel de la Mujer Rural y rememorar que exactamente en su ADN está "el ahínco, la valentía y el tesón".

La obra de arte urbano se ha estrenado este sábado --Día Internacional de la Mujer Rural-- a las 18.00 horas y va a estar expuesta hasta el 14 de noviembre. El montaje se hizo el viernes 14 de octubre, en el momento en que cien mujeres han tejido públicamente al lado de la obra para reivindicar el papel de las mujeres rurales en la sociedad.

La cadena de ADN está compuesta por piezas tejidas a mano con forma de exágono, que representan los panales de las abejas, ejemplo de trabajo en grupo. En esta ocasión, las piezas están tejidas en la mayoría de los casos en color verde y salpicadas de tonos morados.

El verde representa el tono de los campos y montes del medio rural, al tiempo que los pequeños hexágonos morados simbolizan a las mujeres rurales que van abriéndose paso en este ambiente. "Son pocos los puntos morados pues todavía son pocas las mujeres que dirigen cooperativas agrícolas, que emprenden en ayuntamientos pequeños o tienen la posibilidad de ejercer en puestos para los que están extensamente cualificadas", comentan desde la asociación.

Así mismo, Hilando Vidas volvió a intervenir con arte urbano un edificio de València para homenajear a "todas y cada una de las mujeres que no tuvieron ocasiones" y reivindicar "un futuro mejor para las que todavía lo tienen mucho más bien difícil para realizarse personal y profesionalmente por el mero hecho de residir en pequeños ayuntamientos".

La presidenta de la asociación Hilando Vidas, María José Cabanes, en afirmaciones a los medios este sábado, ha señalado que esta vez las tejedoras han cosido las piezas --575-- "desde el minuto cero" en menos de seis meses, lo que piensa un "el menor tiempo". "En septiembre debimos decirles que parasen, por el hecho de que hubiésemos sido capaces de hilar entero el edificio y asimismo el de enfrente", aseguró.

Cabanes hizo hincapié en la "transversalidad" del emprendimiento artístico, que incentiva además de esto la educación popular. Así, puso en valor que la idea ha supuesto para ciertas mujeres el hecho que "hacerlas salir de casa". "En sus ayuntamientos, pequeñísimos, el invierno es larguísimo y no tienen otra actividad que estar en el hogar. Por ello, se unen para hilar, es muy terapéutico", ha subrayado.

En este punto, puso el ejemplo de una mujer que, en pleno desarrollo de confección, murió su hijo. "Hilando Casas le sirvió para salir", puso en valor.

Por su parte, la encargada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, que ha visitado en la tarde de este sábado el mural, ha aplaudido la idea, ha señalado que "es imposible festejar de mejor forma" el Día de la Mujer Rural y ha incidido en que la acción se haya realizado en La Marina de València, "el 'hub' tecnológico y de futuro más esencial de la región".

Así, ha señalado que las mujeres llegaron "fuertemente" al espacio de futuro de la innovación y ha destacado la relevancia del Día de la Mujer Rural para poner en valor el papel de este colectivo en las ubicaciones que padecen la despoblación, un emprendimiento que "aplaude" el Gobierno de España "sin ningún género de dudas".

Bernabé ha reivindicado la necesidad de que ninguna mujer "esté condicionada por el sitio en el que viva o donde hay nacido" y animó a "hilar redes y realizar colmenas para juntar, pero, más que nada, a fin de que no hayan fronteras". "Las mujeres rurales llegan pisando fuerte", ha valorado.

La encargada del Gobierno ha remarcado además el mensaje "fundamental" del emprendimiento de cara a que la gente que viven en zonas despobladas "logren medrar y tener actividad económica en el campo". "Asimismo requerimos mujeres (...), el campo es futuro", expresó.

Exactamente, ha señalado que "una forma de producir riqueza" es "no despoblar las áreas despobladas", para lo que se precisa que las mujeres "asimismo estén en el campo". Por todo ello, ha letrado por tomar medidas "entre todos" para beneficiar la existencia de la mujer en el campo. "Esa es la línea, que las mujeres sean personajes principales", ha incidido.

La asociación Hilando Vidas transporta desde 2016 haciendo intervenciones de arte urbano para visibilizar a las mujeres rurales. En 2021, efectuó este acontecimiento en el Palau del Temple, sede de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana. La obra BOSQUE DE SORORIDAD fue estrenada por el ministro de Agricultura, Luis Llanas.

En 2020 reunió a 650 mujeres para hacer una ruta artística que cubrió de hexágonos las testeras de las construcciones públicos valencianos (Palau de la Generalitat Valenciana, Diputación de Valencia o Centre del Carme Cultura Contemporània) con ocasión del 8M.

La enorme comunidad construída logró distintos galardones por emplear el arte de manera novedosa para combatir contra la crueldad de género, la despoblación o la soledad, entre otros muchos. El último reconocimiento recibido es la Menina 2021, brindada por el Ministerio de Política Territorial.

Más información

La lana de Hilando Vidas envuelve la testera del Edificio Docks de València: "Hubiésemos sido capaces de tejerlo entero"