• martes 04 de octubre del 2022

La madre de Marta Calvo recurre para soliciar prisión persistente revisable para el asesino de su hija

img

Recuerda la situacion de Marta del Castillo y cuestiona que no se coloque por una "cuestión gramatical"

VALÈNCIA, 15 Sep.

La madre de Marta Calvo, entre las jóvenes asesinadas a manos de Jorge Ignacio P.J., ha recurrido la sentencia de la Audiencia de Valencia que le condenó a 159 años de prisión, para soliciar que se le coloque la prisión persistente revisable, que cree que no se le ha impuesto por una "cuestión gramatical".

Para la letrada de Soledad Burón, madre de Marta, por el tenor así del precepto del producto sí que cabe esa condena, especialmente en el momento en que este no señala que las penas por homicidos deban ser precedentes a la que se está imponiendo, como mantiene la jueza-presidenta.

"No era esta la intención del legislador, logrando imponerse la prisión persistente revisable al evaluar tres homicidos ("mucho más de 2") en una sola causa, ya que las tres muertes fueron en instantes temporales distintas y no en unidad de acto", apunta el recurso, consultado por Europa Press.

La letrada de la madre de Marta Calvo recopila en el recurso múltiples sentencias en las que, en exactamente el mismo trámite y sin haber condenas anteriores por delitos de asesinato, desde la tercera víctima por la que se condena al reo, "se comprende que concurre la pena de prisión persistente revisable". Y en un caso así, hay una primera condena por asesinato sobre Arliene, una segunda sobre Lady Marcela y otra sobre Marta Calvo, las tres víctimas fatales de Jorge Ignacio P.

La representación de Soledad Burón demanda además de esto 150.000 euros de indemnización para su clienta y la condena a Jorge Ignacio P. por un delito contra la integridad ética, como no había revelado el destino final del cuerpo de su hija. Para ello, se refiere a la sentencia del Tribunal Supremo sobre Marta del Castillo, cuyo cadáver tampoco no fué localizado, pero en tal caso la salón acreditó la presencia de ese delito "al haberse sobrepasado" el culpado en esa causa "en su derecho de autofedensa, provocando reiteradas y falsas esperanzas".

A juicio de la madre de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. del mismo modo se ha sobrepasado en su legítimo derecho "y no por cambiar la versión, sino más bien exactamente por todo lo opuesto, que es mantener una versión sobre el destino de los restos fatales de Marta que es dudosa por realizar sido absolutamente desechada por los estudiosos".

En esta línea, cree que aún tiene la posibilidad de decir la realidad sobre dónde se encuentra su cuerpo y remarca que esa negativa a confesar su destino "menoscaba dificultosamente la integridad ética" de la madre "habida cuenta de que se la somete a un padecimiento añadido al lógico mal por la pérdida de su hija, por las esperanzas construídas en la ubicación de sus restos fatales, afectando dificultosamente a su dignidad".

Más información

La madre de Marta Calvo recurre para soliciar prisión persistente revisable para el asesino de su hija