• viernes 27 de enero del 2023

La patronal azulejera reitera que que las ayudas dependen del Gobierno y no de Bruselas

img

VALÈNCIA, 13 Oct.

La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER) reitera que que las ayudas "urgentes" que precisa el campo para sobrellevar la crisis energética "dependen del Gobierno de España y no de Bruselas", tal como que es dominante que se implementen "antes que mucho más compañías caigan".

En un aviso, la patronal ten en cuenta que la Comisión Europea definió en el tercer mes del año el marco temporal de ayudas que establece los escenarios de asistencia que cada país de la unión puede asignar a sus compañías, dependiendo de la situación de cada campo. Se tienen dentro ayudas de hasta un par de millones de euros por compañía para las intensivas en energía, de hasta 25 millones si están en pérdidas y de hasta 50 millones para campos en especial damnificados por la situación, como el de baldosas cerámicas.

Mientras tanto, ASCER apunta que los primordiales contendientes de europa del azulejo español, los desarrolladores italianos, ahora reiben ayudas "concluyente y decididas de su gobierno", bonificando hasta el 40% de la diferencia del precio del gas de sus facturas en relación a 2019, lo que a su juicio les está dotando de una destacable virtud competitiva con en comparación con azulejo español.

"En una reciente asamblea de la industria azulejera europea se puso de manifiesto que la mayor parte de los desarrolladores de azulejos reiben ayudas muy superiores a las que se han recibido en España. Así, aparte de la industria italiana, las de Portugal, Polonia o República Checa son apoyados por sus gobiernos con considerablemente más determinación de lo que hace el gobierno español", lamenta.

Para la organización castellonense, la carencia de ayudas concluyente a la industria de españa lleva a una pérdida de competitividad destacable en frente de los vecinos de europa y crea una situación de distorsión del mercado comunitario: "Mientras países como Alemania destinan hasta 200.000 millones de euros para respaldar a su economía y también Italia o Austria mucho más de 50.000 millones, España limita su asiste para la industria en múltiples packs que suman en torno a 1.000 millones de euros".

Todo ello en el momento en que, recuerda, el campo azulejero español es fuerte y productivo: el tercer exportador mundial, el primer desarrollador europeo y, merced a su propensión exportadora, el encargado de haber achicado en 2021 hasta un 13% el déficit comercial de España. Sin embargo, advierte, es muy ligado de la energía y consume el 8% del gas industrial de España, con lo que mientras que dure esta situación estará "precisamente" perjudicado.

Por estas causas, ASCER ve preciso que se apliquen medidas de acompañamiento para asegurar la supervivencia de un ámbito "líder en Europa y en el planeta", que da empleo a 24.000 personas directamente y a mucho más de 73.000 de manera indirecta y también inducida según un estudio nuevo de la asesora PwC. Supone el 2,7% del empleo industrial de toda España, lo que supone que por cada empleo directo se generan 3,3 en la economía de españa.

Debido a la dificultosa coyuntura ocasionada por el aumento de la energía, la semana pasada se han comunicado los primeros tres ERE en el ámbito con mucho más de 400 cargos laborales damnificados. "Ahora se han destruido mucho más de 400 empleos, disponemos mucho más de 7.000 trabajadores en ERTE que tienen la posibilidad de proseguir exactamente el mismo sendero y no observamos ninguna medida por la parte del gobierno. Mientras nuestros vecinos de europa sí resguardan a sus compañías, nuestro gobierno prosigue parado. Necesitamos medidas urgentes ahora", demanda su secretario general, Alberto Echavarría.

Por otro lado, la patronal valora de forma positiva la acción política del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, en Bruselas, donde esta semana trasladó a causantes de la Comisión Europea la necesidad de adoptar una "acción ofensiva urgente" para asegurar la viabilidad de la industria azulejera frente a la situación crítica generada por el incremento de los costos del gas, con medidas repentinas que dejen accionar para eludir el cierre de compañías.

"La Comisión Europea debe accionar con velocidad para remover las ineficiencias que se están generando en el mercado energético, singularmente en el valor del gas que están forzando a muchas industrias dependientes de esta energía a achicar o parar su producción con la consiguiente destrucción de cargos laborales", coincide ASCER.

Más información

La patronal azulejera reitera que que las ayudas dependen del Gobierno y no de Bruselas