• sábado 03 de diciembre del 2022

La pobreza severa cae un 17,5% en la Comunitat a lo largo de 2021 y pero el 30% de la población está bajo riesgo, según EAPN

img

VALÈNCIA, 14 Oct.

La pobreza severa en la Comunitat Valenciana ha experimentado un descenso de 2,3 puntos porcentuales en 2021, el semejante a un 17,5% respecto a los datos del año pasado, y perjudica a 559.404 personas que viven en hogares con capital inferiores a 530 euros por mes por unidad de consumo, según los datos de la European Anti-poverty Network (EAPN).

No obstante, el peligro de pobreza y/o exclusión popular (indicio AROPE-At Risk of Poverty and Exclusion) afectó al 30,6% de la población en la Comunitat Valenciana, a 1.547.790 personas. Esto piensa un aumento de 0,9 puntos con en comparación con año pasado, en el momento en que se situó en el 29,7%, lo que añade 46.000 novedosas personas al total en AROPE.

Así lo refleja el XII Informe 'El Estado de la Pobreza. Seguimiento de los indicadores de la Agenda UE 2030. 2015-2022', anunciado este viernes en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza que se memora el 17 de octubre.

El incremento del peligro de pobreza y/o exclusión en la Comunitat es casi igual que el registrado a nivel estatal, que fué de 0,8 puntos porcentuales; no obstante, la valenciana sigue como la sexta red social autónoma con mayor tasa AROPE, con 2,6 puntos mucho más que la media de las autonomías.

Todos estos datos suponen, según EAPN, "una optimización respecto al 2015, designado año de control de la Agenda 2030 y en el que el indicio AROPE fue del 33,2%". En comparación con ese año, el AROPE ha disminuido en 2,6 puntos porcentuales, un 7,6%, lo que logró descender unas 105.799 personas del peligro de pobreza y exclusión popular en la Comunitat Valenciana.

"Sin embargo, esta optimización ha de ser matizada pues la población está lejos, todavía, de regresar a los escenarios precedentes a la primera crisis. En este sentido, la comparación con el año 2008 lanza un aumento de 2,8 puntos porcentuales", ha advertido.

El indicio AROPE de 2021 se hizo sabiendo elementos de renta de 2020, con lo que recopila el encontronazo popular de la pandemia. Este indicio se mide sabiendo tres elementos: la Tasa de peligro de pobreza, la Privación Material y Social Severa (PMSS) y la Baja Intensidad de Trabajo en los Hogares (BITH).

Y según los elementos de renta de 2020, la Tasa de peligro de pobreza se ubica en el 25,1% y perjudica a 1.271.689 personas en la Comunitat Valenciana, de las cuáles 559.404 están en pobreza severa, lo que quiere decir que viven en hogares con capital inferiores a 530 euros por mes por unidad de consumo. Para la situacion de una familia con 2 mayores y 2 menores significa subsistir con menos de 278 euros por mes por persona, una situación que perjudica al 11,1% de la población valenciana.

Esta cifra de pobreza severa piensa un descenso de 2,3 puntos porcentuales, el semejante a un 17,5 %, respecto a los datos del año pasado. Con este descenso se genera "una importante reducción de la diferencia con la tasa estatal" que está en el diez,2%. La pobreza severa se ha achicado intensamente en Cantabria (-2,7 puntos porcentuales; -31 %), Catalunya (-2,3 puntos porcentuales; -25 %) y la C.Valenciana (-2,3 puntos porcentuales; -17,5 %).

Por otra sección, la pobreza severa ha incrementado en la Comunitat Valenciana 0,7 puntos desde 2015 (un 6,3 %), año de control de la Agenda 2030, y 1,5 puntos desde 2008 (un 15,7%).

El indicio de la tasa AROPE que sí recopila datos precisos de 2021, ya que las investigaciones se efectúan entre septiembre y diciembre de 2021, es la Privación Material y Social Severa (PMSS). En la situacion de la PMSS la reducción en 2021 fue de 4,3 puntos porcentuales, el semejante a un 36% en relación a 2020. Esto permitió situar a la Comunitat Valenciana 0,7 puntos bajo la media de España y pasar de ser la autonomía con mayor PMSS a ser la cuarta.

La PMSS perjudica en la actualidad al 7,6% de la Comunitat Valenciana y llega a 384.418 personas en nuestro territorio en 2021, en oposición al 11,5% y a 577.874 personas a las que afectó a lo largo de 2020. La PMS es un indicio de carencia, de contrariedad para consumir ciertos artículos específicos básicos que se definen a nivel europeo y piensa una puerta de inseguridad muy grave para la gente perjudicadas.

En 2021, la tasa de privación material y popular severa consigue al 8,3% de la población en España, y a escala autonómica ha descendido claramente en Navarra (un 42,4 %) y en la Comunitat Valenciana (un 36,1%, o lo que es exactamente lo mismo 3,9 puntos porcentuales).

Respecto a 2015 se causó un descenso suave de 0,3 puntos porcentuales de la PMSS, pero si se equipara con el año 2008, la privación material severa es 3,1 puntos mayor.

En relación con el año pasado han descendido nueve de los ítems de la PMSS, en 4 han incrementado y en uno se mantuvo permanente. Se destaca el incremento de la gente que no tienen la posibilidad de posibilitarse sostener la vivienda con una temperatura correcta que pasa del 13,6% al 15,5%, y incrementa asimismo el número de personas que no puede posibilitarse conexión Web (fija o móvil inteligente) para empleo personal en la vivienda, del 7,8% en 2020 al 8,3% en 2021.

Respecto al indicio BITH (Baja Intensidad de Trabajo en los Hogares), que tiene relación a la gente entre 0 y 64 años que viven en hogares en los que se trabaja menos del 20% de su capacidad total de empleo, el informe apunta que el 11,1 % de la población menor de 64 años habitante en la Comunitat Valenciana vive en hogares con intensidad reducida de empleo. La cifra piensa un rápido desarrollo de 0,2 puntos en relación a los datos del año pasado, con lo que se mantuvo prácticamente permanente. Son 450.296 personas en la Comunitat Valenciana las viven en esas situaciones.

Finalmente, el 47,8% de la población experimenta adversidades para llegar a final de mes, con lo que sigue permanente en relación a 2020 -con una variación de solamente 0,1 puntos menos-. Sin embargo, desciende relevantemente el número de personas que llegan con mucha contrariedad a final de mes, que pasa del diez,7% al 7,8%.

La presidenta de la EAPN Comunitat Valenciana-Xarxa per la Inclusió, Lola Fernández, urge a proseguir progresando la coordinación entre gestiones europea-estatal-autonómica-local y entre consellerias.

Fernández ha defendido la herramienta del Estado de Confort: "Las políticas incluídas en el Escudo Social fueron fundamentales y controlaron el efecto del encontronazo popular de la pandemia. Hay 300.000 personas mucho más bajo riesgo de pobreza y exclusión en todo el Estado debido, en parte, a la pandemia, pero este aumento esencial de la pobreza y/o exclusión no se aproxima al pensado en un inicio por varios indicadores que sin tomar en consideración la contestación de las Administraciones presagiaban un aumento de 1,5 miles de individuos".

Así, ha señalado que instrumentos como el Ingreso Mínimo Vital y la Renta Valenciana de Inclusión tienen que regularse de la manera mucho más eficiente viable y deben prosperar su administración para llegar a todas y cada una la gente que en la Comunitat Valenciana lo precisan.

Más información

La pobreza severa cae un 17,5% en la Comunitat a lo largo de 2021 y pero el 30% de la población está bajo riesgo, según EAPN

Noticias de hoy más vistas