• viernes 27 de enero del 2023

La Procesión Cívica llena el centro de València en el primer 9 d'Octubre "de forma plena habitual" tras la pandemia

img

VALÈNCIA, 9 Oct.

La clásico Procesión Cívica ha paseo el centro de València este domingo en el primer 9 d'Octubre "absolutamente habitual" tras la pandemia, recobrando su paseo frecuente, en una celebración "de 'germanor'" y "unidad", que además de esto coincide con el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía.

Así lo expresó el vicealcalde del Ayuntamiento de València, Sergi Campillo (Compromís), que este año fué el responsable de portar el emblema por el corazón de la región y se mostró, al término del acto, "muy feliz" por llevar "un símbolo que representa la unidad de todos y cada uno de los valencianos, alén de sus diferencias" y tras un paseo en el que no se han registrado accidentes. Campillo explicó que ha portado la Reial Senyera "mejor de lo que creía" y que fué "a buen ritmo", parcialmente veloz".

En preciso, la Senyera ha descendido del balcón consistorial puntual --a las 11.59 horas-- y recta --no se inclina frente absolutamente nadie, según la tradición--, entre aplausos y pólvora, bajo la atenta mirada del público de la plaza y de los representantes de la sociedad civil y autoridades que han formado la comitiva. Entre otros muchos, los integrantes del Consell y del gobierno municipal; concejales de todos y cada uno de los conjuntos; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el alcalde, Joan Ribó; la ministra de Ciencia, Diana Morant; la encargada del Gobierno, Pilar Bernabé, y el presidente de Les Corts, Enric Morera.

Una vez la bandera ha completado su descenso vertical, el himno de la Comunitat Valenciana, cerrado por un enorme 'visca', y el himno de España han arrancado un enorme aplauso y los vítores de los presentes. Después, la Reial Senyera ha iniciado su paseo por la calle Sant Vicent, la plaza de la Reina y la calle de la Paz, hasta la plaza Alfons el Magnánim. Un camino que el año pasado se alteró por las proyectos en la plaza de la Reina y que, por vez primera, regresa a discurrir de la manera clásico tras la pandemia.

Campillo explicó que este año sintió al público "considerablemente más cerca" del emblema y la procesión. "Se apreciaba que hemos recuperado la plena normalidad, se permitió que la multitud logre estar mucho más cerca de la procesión y que haya mucho más aglomeraciones. Ha sido un año particular por ese fundamento, la multitud se encontraba mucho más cerca y es pasmante de qué forma aplaude al paso de la Senyera, le lanzan vivas, y su cree", ha comentado.

No obstante, al comienzo del paseo, aún en la plaza del Ayuntamiento, un conjunto de individuos ubicado al lado de la valla de separación y que portaba una bandera de la Falange, hizo el saludo fascista entre chillidos y también insultos al paso de la comitiva y, en preciso instante, se ha agolpado contra las vallas hasta el momento en que la Policía Nacional ha reforzado su presencia en ese punto.

Campillo ha letrado por "no ofrecerle mucho más relevancia de la que tiene" a este género de reacciones "pues es un día en que los valencianos y valencianas hemos de estar mucho más unidos que jamás". "Hay considerablemente más cosas que nos unen que las que nos apartan", ha asegurado el edil, antes de poner énfasis que "cada vez los conjuntos pseudoviolentos o los que usan la crueldad verbal son mucho más reducidos".

"Yo prosigo igualmente orgulloso y feliz, pero pienso que aquellas personas son un tanto mucho más infelices en el momento en que hacen eso, son ellos los que reciben ese odio", ha añadido. También en ciertos tramos de la marcha se han escuchado pitidos y abucheos hacia la comitiva y representantes políticos.

Rozando las 13.00 horas, la Reial Senyera llegó hasta el 'Parterre', donde se ha festejado la clásico ofrenda floral frente a la escultura del rey Jaume I en un solemne silencio, han vuelto a sonar los himnos y se dió nuevamente un fuerte aplauso. Después, la Procesión Cívica ha reanudado su paso por la calle Pintor Sorolla, calle de las Barcas y Plaza del Ayuntamiento, donde al final, en torno a las 13.30 horas, la Reial Senyera ha ascendido hasta el balcón para regresar a su sitio en casa de todos y cada uno de los valencianos.

Ya en el Ayuntamiento, el alcalde de València, Joan Ribó, ha señalado a los medios que vió "mucho más gente que otros años", "puede ser por el hecho de que es domingo o por el hecho de que es la primera tras el covid". "Una Procesión Cívica con total normalidad", la ha descrito.

El primer edil, antes del acto, ha insistido en que el 9 d'Octubre es "un día de celebración" por el hecho de que representa "el nacimiento de la Comunitat Valenciana" y de su capital "como la conocemos en este momento". También ha señalado que es una fecha esencial" pues se festejan los 40 años de un Estatuto que "nos dió varias cosas buenas".

Además, Ribó ha remarcado que es "un día de reivindicaciones" pues los valencianos están "muy retrasados" en varias cuestiones, de forma especial en las "infraestructuras ferroviarias", y ha citado las Cercanías, el canal de ingreso y el Corredor Mediterráneo. También puso el foco en la necesidad de políticas de protección de las costas y en materia medioambiental.

En exactamente la misma línea, Ximo Puig, antes del arranque de la procesión, ha destacado que el 9 d'Octubre es "más que nada una día de enaltecimiento de lo que somos" y de "convivencia" por el hecho de que "existen muchas maneras de sentirse valenciano". También "hay una sección reivindicativa", ha apuntado, "más que nada en este momento que cumplen 40 años del autogobierno". "Lo que hicimos es primordial, pero considerablemente más lo que queda por realizar", ha defendido el 'president'.

Por su parte, la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, ha señalado que la Senyera es "un símbolo que nos une a todos y cada uno de los valencianos", "alén de lo que cada uno de ellos piense o sienta", y ha señalado que es un día de "celebración y reivindicación".

"Debemos reivindicar una reforma del sistema de financiación que nos lleve a cabo a todos y cada uno de los valencianos tener exactamente las mismas ocasiones de sugerir a nuestros ciudadanos servicios públicos de calidad, que nos den igualdad de ocasiones o nos cuiden", ha solicitado, mientras que ha pedido "un convenio de todas y cada una de las autonomías" en una cuestión "complicada".

Desde el PP, María José Catalá ha incidido en que en el 9 d'Octubre es "fundamental soliciar y reivindicar" las "señales de identidad" y "el respeto a nuestra configuración territorial, a nuestra historia, tradiciones y, más que nada, que nos sintamos muy orgullosos de ese pueblo que poseemos", "realmente fuerte", "muy sincero" y que "ha conocido levantarse en todos y cada instante que las situaciones lo han necesitado".

A su vez, el representante de Cs, Fernando Giner, ha sostenido: "El día de hoy es un día para festejar nuestras señales de identidad, nuestra cultura y nuestras tradiciones. Pero asimismo para reclamar lo que es justo, para reivindicar nuestro peso en el grupo de España y para reclamar la calidad de vida que merecemos". "Le solicitamos al Gobierno de España todas y cada una de las inversiones en nuestra red social que siempre y en todo momento continúan dormidas", indicó.

Más información

La Procesión Cívica llena el centro de València en el primer 9 d'Octubre "de forma plena habitual" tras la pandemia