Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

La Sociedad Valenciana de ITV nombra a Javier López Mora como su nuevo director general

La Sociedad Valenciana de ITV nombra a Javier López Mora como su nuevo director general

El consejo de administración de la Sociedad Valenciana de las ITV SA (Sitval) ha nombrado a Javier López Mora como director general con el objetivo de mejorar la eficiencia operativa de la empresa pública luego de los problemas ocurridos este verano en la mayoría del territorio de la Comunitat Valenciana. El actual director, Josep Antoni Albert Quilis, seguirá en el cargo de manera transitoria mientras se realiza el traspaso de poderes en la sociedad creada por la Generalitat para la gestión de las ITV, tras la reversión ejecutada en febrero. Felipe Carrasco, secretario autonómico de Industria, será vicepresidente primero, y Vicente Lafuente, presidente de la Comisión de Industria de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), será el segundo.

López Mora es licenciado en Derecho por la Universidad de Alicante y tiene experiencia en cargos de responsabilidad tanto en la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunitat Valenciana (Cierval) como en la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa). Además, ha sido miembro del Consejo Económico y Social del Reino de España (CES) y tiene una amplia experiencia docente en la Universidad de Alicante y en la Universidad Miguel Hernández de Elche.

El consejo de administración, formado por los cuatro sindicatos, ha solicitado un tiempo prudencial a la nueva dirección para conocer toda la documentación relativa a la sociedad y los acuerdos laborales de la antigua dirección. Por su parte, la consellera y presidenta del consejo de administración de Sitval, Nuria Montes, reconoce los problemas que ha generado el servicio de las ITV tras la reversión pública ejecutada por el Gobierno anterior y anuncia cambios prioritarios para hacer funcionar un servicio que había colapsado, especialmente durante los meses de verano. Montes descarta volver al modelo anterior y critica la falta de planificación que ha provocado largas colas de espera y la inoperancia del servicio.

La reorganización prevista por la Conselleria tiene como objetivo solucionar estos problemas y lograr que la sociedad pública sea rentable y funcione adecuadamente. Montes destaca la importancia de atender las necesidades de los ciudadanos, transportistas y taxistas que dependen de un vehículo para trabajar y vivir.