• jueves 26 de enero del 2023

La UCO busca documentación sobre pago de comisiones en la etapa de Zapatero en los registros del caso Azud

img

La documentación requisada a José María Cataluña (PSPV) transporta a los estudiosos a seguir nuevos datos sobre la trama de Acuamed

VALÈNCIA, 18 Oct.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil buscan documentación sobre el supuesto pago de comisiones en la etapa del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en los registros que está llevando a la práctica de forma simultánea en Madrid y la Comunitat en el marco del caso Azud, conforme han afirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los registros, realizados por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de València y la Fiscalía Anticorrupción, tienen relación con entre las piezas segregas de Azud, trámite en el que se estudian presuntas 'mordidas' en lugar de adjudicaciones de obra pública del Ayuntamiento de la ciudad más importante valenciana por la parte de compañías adjudicatarias que habrían efectuado facturas en teoría falsas.

Esta operación de la UCO, llamada 'Zagreo', se habría producido con unos papeles hallados en el hogar del exsecretario de finanzas del PSPV José María Cataluña --investigado en Azud-- relacionados con presuntas comisiones en adjudicaciones de un tramo del trasvase del Júcar-Vinalopó, licitado por Aguas del Júscar, ligado del ministerio que dirigía Cristina Narbona.

De este modo, la documentación ha dirigido a los estudiosos hacia la búsqueda de nuevos datos de otra presunta trama de corrupción, la llamada Acuamed, que inspecciona la adjudicación fraudulenta por la parte de esta compañía estatal de proyectos a distintas compañías.

Los registros se habrían centrado, por ejemplo mercantiles, en Acciona y en Construcciones Gimeno, en Castellón, con relación a las proyectos públicas adjudicadas.

Los registros se están realizando con el propósito de necesitar documentación a las compañías y, además de esto, para tomar declaración a distintas personas, tanto en calidad de presentes como de investigados.

Se trata de un trámite proclamado misterio en el que se estudian delitos de prevaricación, cohecho y malversación y que tiene el acompañamiento de la Europol, que ha apartado una oficina móvil inteligente y medios especialistas para prestar su acompañamiento en el lapso de las actuaciones.

El propósito de esta operación se centraría, según pudo entender Europa Press, en la búsqueda de mediadores entre las gestiones públicas y los hombres de negocios a los que se les adjudicaban distintas contratos o servicios.

Entre los investigados en Azud --cerca de 60 personas-- están el exvicealcalde de València con el PP y mano derecha de la fallecida Rita Barberá, Alfonso Grau; el cuñado de la ex- primera edil y letrado, José María Corbín, y su familia; el exconcejal socialista y exsubdelegado del Gobierno, Rafael Rubio; y el que fuera jefe de los servicios jurídicos de Divalterra José Luis Vera.

El caso arrancó en 2017 pero no fue hasta un par de años después, en el mes de abril de 2019, en el momento en que se practicaron las primeras detenciones: las de los abogados José María Corbín y Diego Elum. En una segunda etapa, en el mes de mayo del pasado año, la jueza ordenó la detención de Grau, Rubio y Vera, todos ellos ahora en independencia.

Más información

La UCO busca documentación sobre pago de comisiones en la etapa de Zapatero en los registros del caso Azud