• viernes 3 de febrero del 2023

La Unión de Consumidores demanda en un juzgado de València a una compañía de seguros por presunta estafa en decesos

img

VALÈNCIA, 7 Dic.

La Unión de Consumidores de Valencia ha denunciado frente a un Juzgado de Instrucción de València a la empresa de seguros Mutua Ibérica de Seguros y Previsión Social por un presunto delito de estafa y apropiación incorrecta en decesos.

Además, ha pedido como medida cautelar que se paralicen las domiciliaciones bancarias de las primas de Mutua Ibérica, sin que suponga la pérdida de los derechos como personas aseguradas, tal como el embargo de los recursos y cuentas corrientes que tenga la empresa de seguros.

El departamento jurídico de la Unión de Consumidores de Valencia ha recibido reclamaciones de personas aseguradas a esta entidad preocupadas por la posibilidad de que no vayan a recibir los servicios contratados en sus pólizas de Decesos, frente a la "negativa" de la funeraria cooperadora de prestar mucho más servicios al no haberle sido remunerados por la entidad compañía de seguros, y la "imposibilidad" de entrar en contacto a lo largo de un buen tiempo con Mutua Ibérica, "al hallar cerradas sus áreas de trabajo y no atender el teléfono a lo largo de bastantes meses", explicó la entidad en un aviso.

Sin embargo, la gente aseguradas de Mutua Ibérica siguen abonando las primas de los seguros de decesos contratados con esa entidad, "pero tienen la posibilidad de verse obligadas a tener que abonar asimismo los servicios funerarios contratados en sus pólizas", han advertido exactamente las mismas fuentes.

Ante estos sucesos, desde el departamento jurídico de la Unión de Consumidores de Valencia se han realizado distintas informaciones al objeto de conseguir información y poder administrar las reclamaciones de la gente consumidoras. Han comprobado que en la dirección que figura como hogar popular no hay actividad alguna, ni tampoco argumentan a los mails y llamadas al teléfono de contacto.

A estos datos "alarmantes", "hay que añadir que Mutua Ibérica prosigue emitiendo recibos bancarios domiciliados por los seguros contratados, que son abonados por los sucesos a fin de no incurrir en impago y, por consiguiente, que tengan la posibilidad de ser excluidos de la prestación o reintegro de los servicios asegurados por incumplir sus obligaciones, y al tiempo, se preocupan estar pagando las primas y que no vayan a atenderse los servicios asegurados", han correcto.

Por lo tanto, la Unión de Consumidores de Valencia ha interpuesto demanda por la viable comisión de los delitos de estafa, apropiación incorrecta y administración desleal, pidiendo al Juzgado de Instrucción, como medida cautelar, que se exima a la gente aseguradas del pago de las primas, sin que suponga la pérdida de sus derechos como personas aseguradas y, por consiguiente, sin que logre considerarse como impago, hasta el momento en que permanezca perseverancia del acertado desempeño de la entidad empresa aseguradora, remitiendo trabajo a las entidades bancarias que paralicen las domiciliaciones bancarias de Mutua Ibérica.

Otras medidas cautelares que asimismo ha pedido al juzgado fueron el embargo de los recursos y cuentas corrientes que ya están a nombre de Mutua Ibérica y que sea intervenida por la parte de la Generalitat Valenciana al haber asumido competencias respecto de las Mutuas de Previsión Social (Ley 7/2000, de 29 de mayo, de Mutualidades de Previsio´n Social de la Comunidad Valenciana), haciéndose cargo de la administración y administración de exactamente la misma y, en su caso, comience los trámites de liquidación frente al Consorcio de Compensación de Seguros.

Por último, la Unión de Consumidores sugiere a quienes tengan la posibilidad de estar perjudicadas que examinen los pagos y cargos completados de las primas de sus seguros contratados con Mutua Ibérica, y antes de anular los pagos o devolver los recibos domicilios, que asistan a los organismos de consumo para asesorarse y también interponer, en su caso, la pertinente reclamación

Más información

La Unión de Consumidores demanda en un juzgado de València a una compañía de seguros por presunta estafa en decesos