• viernes 27 de enero del 2023

Las 16 horas de crisis de gobierno: de esta manera fué el cese de Mollà y el ascenso de Navarro

img

Mas asegura que la resolución no fué "rápida" pero no se pudo "normalizar" la relación con Mollà tras un "tiempo sensato"

VALÈNCIA, 26 Oct.

Poco mucho más de 16 horas ha durado el interregno en la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica, desde el momento en que ayer tras el mediodía la vicepresidenta Aitana Mas comunicara a Mireia Mollà la resolución de cesarla adelante de este departamento, hasta el momento en que Isaura Navarro tomó posesión este miércoles a las 9.30.

La crisis de gobierno se desencadenó una vez la vicepresidenta decidió cesar a la consellera Mollà, de su partido, Iniciativa, entre las tres patas de Compromís. Según pudo entender Europa Press, la vicepresidenta procuró llamar un par de veces a Mollà y fue a la tercera en el momento en que le cogió el teléfono. Después, trasladó la resolución al 'president', Ximo Puig, que es quien tiene la potestad para cesar a la consellera.

Sobre las 17.00 horas, un aviso de Presidencia comunica el cambio: Mireia Mollà quedaba depuesta y también Isaura Navarro aceptaría el departamento. Casi una hora después aparecía una edición particular del Diari Oficial de la Generalitat donde se publicaba el cese.

Durante la tarde trascendieron aclaraciones en las que el ambiente de Mollà tachaba de "incomprensible" la resolución de Mas, al tiempo que desde el ambiente de la vicepresidencia se mencionaba a la pérdida de seguridad en la hasta el momento consellera.

La negociación presupuestaria y las afirmaciones públicas de Mollà en referencia a las renovables se apuntaban como causas previsibles de la defenestración. La propia Mas mencionó este miércoles de "actuaciones que respondían al personalismo mucho más que a la cohesión", y el pasado viernes en la rueda de prensa del pleno del Consell ahora aseveró que en el seno del gobierno "sobran personalismos".

La ahora exconsellera había pedido a Economía y Territorio que acelerasen la administración de las plantas de energía renovable, una administración que es dependiente de los tres departamentos y que fué objeto de enfrentamiento en múltiples oportunidades por el atasco de concesión de licencias que hay.

Mollà instó a las otras consellerias a apresurar sus gestiones y aseveró que el departamento que dirigía había sido "facilitador" de la implantación de estas energías. Estas afirmaciones produjeron múltiples respuestas desde su partido. Del "sobran personalismos" de la vicepresidenta, Aitana Mas, al "milagros a Fátima" de la síndica, Papi Robles.

A nivel de adentro, además de esto, fuentes conocedoras apuntaron a que Mollà era la única ingrediente del Consell que se oponía a la aprobación del presupuesto, que debe presentarse el lunes próximo. Mas comunicó este martes la resolución de cesar a Mollà.

Una vez consumada la resolución, hacía falta la formalización formal, que se ha realizado este miércoles. Por la mañana, Mas llegó al pleno increíble del Consell acompañada de Navarro. Pasaban pocos minutos de las 9.30 en el momento en que tuvo sitio la toma de posesión con la existencia de todos y cada uno de los integrantes del Consell y la síndica y los portavoces adjuntos de Compromís en Les Corts (Robles, Vicent Marzà, Carles Esteve y Juan Ponce), tal como de Alberto Ibáñez como coportavoz de Iniciativa.

Navarro ha prometido el cargo con solamente 2 líneas de alegato y tras ello, tanto ella como la vicepresidenta han atendido a los cronistas. Mas ha insistido en que esta resolución "no fué rápida", pero que dejó "un tiempo sensato" a fin de que "pudiese normalizarse la situación" con Mollà, pero "no fué de este modo".

Tras múltiples cuestiones de los cronistas, Mas ha proclamado: "Me agradaría estacionar este tema, ofrecerle la bienvenida a la consellera y en este preciso momento, cerrar unos capitales que contamos asimismo una semana bastante intensa por enfrente".

A nivel institucional, el "tema" por último va a quedar "aparcado" a las 18.30, en el momento en que está pensado que se celebre el traspaso de carteras en la sede de la Conselleria, el último trámite de esta transición. Por el instante, no está afirmado si asistirá Mollà.

Mollà no fué la única perjudicada en este desarrollo. Minutos antes de la toma de posesión de Navarro se conocía la primera dimisión de un cargo intermedio tras el cese: el subsecretario Alfons Puncel ha anunciado un escrito en Facebook y ha salido de los conjuntos de Whatsapp de los subsecretarios.

En su escrito en comunidades Puncel ha criticado a las "disculpas autoconstruidas" para la destitución de Mollà. Según ha subrayado, ha dimitido por "causas personales", pues comprende que la política es "un tema personal".

Sin embargo, los integrantes de Compromís que se han manifestado públicamente han negado que el cese de Mollà suponga una crisis en la coalición. Tanto la síndica, Papi Robles, como el coportavoz de Iniciativa, Alberto Ibáñez, lo han negado.

A su llegada a la toma de posesión de Navarro, Robles ha señalado que el cese "no abre una crisis en Compromís, sino lo que hace es asentar el emprendimiento del Botànic y, por consiguiente, de Compromís y en ese sentido ha recalcado: "Es esencial que comprendamos que la gente son herramientas de un emprendimiento político".

Ibáñez, por su lado, ha insistido en que Iniciativa es "un partido joven pero con tradición de Gobierno que siempre y en todo momento tomaron respetado la autoridad de la vicepresidenta como la personas responsable para aprobar nombramientos y ceses, tanto con la exvicepresenta Mónica Oltra como en este momento con Aitana Mas".

Más información

Las 16 horas de crisis de gobierno: de esta manera fué el cese de Mollà y el ascenso de Navarro