Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

"Las falsificaciones en diferentes sectores generan pérdidas anuales de 1.500 millones en España"

España sufre graves consecuencias por las falsificaciones en los sectores de la confección, la cosmética y los juguetes, perdiendo más de 15.000 puestos de trabajo anuales.

Según un estudio realizado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo), las falsificaciones en estos sectores provocan pérdidas de 1.500 millones de euros en ventas al año en España.

El informe revela que España es el cuarto país europeo más afectado por las falsificaciones en estos sectores, tanto en ventas como en pérdida de empleo.

En el sector de la confección, se pierden 1.000 millones de euros al año; en el de los cosméticos, 400 millones de euros; y en el de los juguetes, 113 millones de euros.

En total, se estima que se pierden alrededor de 15.044 puestos de trabajo al año, siendo 11.200 en el sector de la confección, 3.600 en el de los cosméticos y más de 200 en el de los juguetes.

Estas cifras demuestran la gravedad del problema de las falsificaciones en España y su impacto económico negativo.

A nivel europeo, las falsificaciones también tienen un gran impacto en sectores como la moda, la cosmética y los juguetes.

En la Unión Europea, se estima que se pierden alrededor de 16.000 millones de euros en ventas cada año debido a las falsificaciones, lo que se traduce en casi 200.000 puestos de trabajo perdidos en la economía legítima.

Los países más afectados por las falsificaciones en Europa son Alemania, Francia, Italia, España y Austria, con una reducción de las ventas de productos auténticos de casi 8.000 millones de euros.

La industria del juguete es la más perjudicada por estas falsificaciones, con una pérdida global del 8,7% en toda la Unión Europea.

Además de las pérdidas económicas, el informe destaca los riesgos para la salud y seguridad de los consumidores debido a los productos falsificados en los sectores de la cosmética y los juguetes.

Estos productos representan el 15% de las falsificaciones incautadas en las fronteras exteriores de la Unión Europea.

En conclusión, las falsificaciones tienen un impacto significativo en la economía española y europea, causando pérdidas de ventas y puestos de trabajo, así como riesgos para los consumidores.