Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Líder de Vox incita a la acción ante el "golpe de Estado desde Moncloa", aunque rechaza cualquier método no pacífico.

Líder de Vox incita a la acción ante el

El vicepresidente primero del Gobierno valenciano y conseller de Cultura y Deporte, Vicente Barrera, de Vox, ha denunciado un supuesto "golpe de Estado desde el Palacio de la Moncloa" para permitir que Pedro Sánchez sea presidente a cualquier precio y perpetuarse en el poder. Barrera ha condenado cualquier acto de violencia y ha defendido las concentraciones pacíficas en contra de la amnistía.

Barrera considera que las concentraciones en contra de la amnistía son una muestra del hartazgo y la indignación de millones de españoles frente al golpe de Estado que se está llevando a cabo desde el Palacio de la Moncloa. Por ello, el vicepresidente aboga por movilizar a la sociedad civil desde el Consell, sin ánimo partidista, para mostrar su indignación.

El conseller ha enfatizado que entiende y apoya el descontento de la gente, siempre y cuando las manifestaciones sean pacíficas. Ha recordado la importancia de respetar la ley y el consenso constitucional, y ha afirmado que no se tolerará ningún intento de romper el marco normativo y la unidad de España.

Barrera ha señalado que estas movilizaciones trascienden a los partidos políticos y espera contar con el apoyo de todos los gobiernos que defiendan la Constitución y el marco normativo. Por tanto, trasladará la propuesta de movilización a su partido y a sus socios de gobierno en el Consell para que se sumen a estas concentraciones.

En cuanto a la comparación con el intento de golpe de Estado de 1981, Barrera ha destacado las diferencias en los métodos utilizados, pero ha afirmado que cualquier intento de soliviantar la legalidad constituye un golpe de Estado y debe ser condenado.

Ante la petición de Santiago Abascal, presidente de Vox, a los policías para que no cumplan órdenes ilegales en las convocatorias contra la amnistía, Barrera ha aclarado que su partido defiende que los cuerpos de seguridad no deben obedecer órdenes ilegales. Ha reiterado su apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y ha acusado a los socios del presidente del Gobierno de atacar y socavar su labor.

El vicepresidente ha criticado la falta de credibilidad del actual Gobierno, al considerarlo ilegítimo y acusarlo de utilizar el aparato del Estado para fines personales. Considera que el único objetivo de Sánchez es ser presidente a cualquier precio, y esto debe ser denunciado.

Finalmente, Barrera ha resaltado que las concentraciones contra la amnistía no son exclusivas de votantes del PP o Vox, sino que también hay muchos socialistas indignados. Aunque no ha asistido a ninguna manifestación hasta ahora, ha animado a la gente a movilizarse pacíficamente para detener este supuesto golpe de Estado desde la Moncloa.