Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Llinares desmiente acusaciones de acoso en Antifraude y mantiene investigación sobre filtraciones de dos empleadas

Llinares desmiente acusaciones de acoso en Antifraude y mantiene investigación sobre filtraciones de dos empleadas

El director de la Agencia Valenciana Antifraude, Joan Llinares, ha negado rotundamente las acusaciones de acoso sexual en su organización, al tiempo que denuncia una campaña de "desprestigio" en su contra. Llinares asegura que se han abierto expedientes disciplinarios a dos funcionarias por supuestas filtraciones de datos confidenciales relacionados con el caso, y especula sobre la posible relación entre el diputado socialista Manolo Mata y el sindicato UGT.

Llinares compareció este martes en la comisión de Economía de Les Corts, a solicitud del grupo parlamentario del Partido Popular, para aclarar las denuncias de acoso sexual en la Agencia y la apertura de procedimientos disciplinarios contra dos empleadas.

El director de la Agencia explicó que los supuestos casos de acoso surgieron durante la elaboración de un Plan de Igualdad, en el que se contrató a una empresa especializada para realizar encuestas anónimas a los trabajadores. Según Llinares, de las 47 respuestas recibidas, solo dos mencionaron haber sufrido acoso en contadas ocasiones. A pesar de que la empresa consideró que los casos no eran graves y no recomendó presentar denuncia ante la Fiscalía, la Agencia decidió tomar el asunto como "extrema gravedad" y animó a denunciar cualquier forma de acoso.

Tras un mes sin recibir denuncias y sin tener información sobre casos de acoso, se decidió archivar las actuaciones al no poder identificar situaciones, hechos o personas relacionadas con el acoso sexual. Sin embargo, Llinares lamentó la filtración de información a la prensa durante la investigación, que generó "indefensión" y dañó la reputación del personal. Además, señaló que se han abierto expedientes disciplinarios a dos funcionarias de la Agencia por la violación de la confidencialidad.

Llinares insinuó que la campaña de desprestigio podría tener la intención de atacar los informes judiciales que realiza la Agencia, y mencionó la posible relación entre el diputado socialista Manolo Mata, abogado de las denunciantes, y el sindicato UGT. Según Llinares, UGT ha intentado poner fin a la Agencia en el pasado y su trabajo molesta. El diputado socialista José Muñoz expresó su indignación ante estas acusaciones, defendiendo la independencia del abogado y recordando que la Agencia es un bien que debe protegerse.