• viernes 3 de febrero del 2023

Los acontecimientos de mortalidad masiva socios a olas de calor marinas tienen la posibilidad de ser "la novedosa normalidad" en el Mediterráneo

img

Un aparato en todo el mundo comprueba que, de 2015 a 2019, el mar experimentó una secuencia de capítulos que dañaron a todas y cada una de las zonas

ALICANTE, 25 Jul.

Expertos avisan que los acontecimientos de mortalidad masiva socios a las olas de calor marinas podrían ser la novedosa normalidad en el Mediterráneo, puesto que los datos analizados en los últimos años proponen que "estos capítulos son ahora la regla mucho más que la salvedad".

Así, un aparato en todo el mundo dirigido por el Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) ha comprobado que, entre los años 2015 y 2019, el Mediterráneo experimentó una secuencia de olas de calor marinas que dañaron a todas y cada una de las zonas de la cuenca y que dieron sitio a acontecimientos de mortalidad masiva recurrentes a lo largo de todo el periodo analizado. Los datos se recogen en una investigación anunciado últimamente en la gaceta 'Global Change Biology'.

Según el trabajo, en el que asimismo participaron la Universidad de Alicante (UA), el Centre d'Estudis Avançat de Blanes (CEAB), el Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (IMEDEA), el Instituto Español de Oceanografía (IEO), la Universitat de Barcelona (UB), la Universidad de Sevilla (US) y otros organismos de todo el mundo, las ciudades de unas 50 especies entre aquéllas que aparecen corales, esponjas y macroalgas, se vieron perjudicadas por estos acontecimientos durante una cantidad enorme de km de costas mediterráneas, desde el Mar de Alborán hasta las costas del próximo oriente.

"Los impactos de las mortalidades se observaron entre la área y los 45 metros de hondura, donde las olas de calor marinas registradas fueron inusuales, afectando a mucho más de un 90% del Mediterráneo y alcanzando temperaturas de sobra de 26ºC en varias áreas", señala Joaquim Garrabou, estudioso del ICM-CSIC y entre los autores del estudio.

Algunas de las especies mucho más perjudicadas por los capítulos de mortalidad masiva en el Mediterráneo son clave para el cuidado del desempeño y la biodiversidad de los primordiales hábitats ribereños. Entre ellas aparecen las praderas de posidonia oceánica o las ciudades de corales, que forman 2 de los hábitats mucho más simbólicos de este mar.

Este es el primer estudio que valora los efectos de las mortalidades masivas a escala mediterránea a lo largo de cinco años sucesivos. En total, participaron mucho más de 30 conjuntos de investigación de 11 países, lo que permitió ver la incidencia y la dureza de la mortalidad en todos y cada rincón de la cuenca. De hecho, se obtuvo la imagen mucho más completa hasta la actualidad de los impactos de los acontecimientos de calentamiento radical sobre los organismos y ecosistemas mediterráneos, resalta la facultad alicantina en un aviso.

"Tristemente, los desenlaces detallan que el mar Mediterráneo experimenta una aceleración de los impactos ecológicos socios al cambio climático, lo que piensa una amenaza sin precedentes para la salud y el desempeño de sus ecosistemas", dan a conocer Cristina Linares y Bernat Hereu, de la Facultad de Biología y el Institut de Recerca de la Biodiversitat (IRBio) de la UB.

Los expertos llaman la atención sobre dado que la crisis climática está afectando dificultosamente a los ecosistemas marinos de todo el planeta y el Mediterráneo no es una salvedad. En preciso, las olas de calor marinas socias a esta crisis están ocasionando acontecimientos de mortalidad masiva en todos y cada uno de los ecosistemas litorales de esta cuenca a consecuencia de su incremento de continuidad, intensidad y extensión.

"Frente este ámbito, es indispensable entender la relación entre las diferentes respuestas biológicas de la biodiversidad marina y los niveles diferentes de exposición al calor", apunta el instructor de la US Free Espinosa.

Por su parte, David Díaz y Emma Cebrián, estudiosos del IEO y el CEAB, respectivamente, lamentan que, hasta hoy, "la alta variabilidad de las respuestas observadas entre especies y ciudades a escalas exclusivas y temporales muy dispares ha minado nuestra aptitud de examinar esta relación".

Ahora, merced a la resolución temporal y espacial consideradas, se pudo probar que hay una relación efectiva importante entre la duración de las olas de calor y la incidencia de los acontecimientos de mortalidad.

"Los acontecimientos de mortalidad masiva en el Mediterráneo son equivalentes a los de blanqueamiento vistos asimismo de manera sucesiva en la enorme barrera de coral, lo que recomienda que estos capítulos son ahora la regla mucho más que la salvedad", enseña el instructor de la UA Alfonso Ramos.

Por todo ello, la red social científica insta a remarcar la coordinación y la cooperación a nivel regional, nacional y también en todo el mundo, como se hizo en este trabajo, a fin de lograr resoluciones de administración mucho más funcionales capaces de realizar en frente de la urgencia climática.

Esta investigación se ha realizado merced al acompañamiento de los proyectos de europa H2020 MERCES, H2020Futurmares, InterregMED MPA-Engage, y del emprendimiento del Plan Nacional HEATMED (RTI2018-095346-B-485 I00).

Más información

Los acontecimientos de mortalidad masiva socios a olas de calor marinas tienen la posibilidad de ser "la novedosa normalidad" en el Mediterráneo