• lunes 28 de noviembre del 2022

Luz verde a la tramitación de la tasa turística en Corts con el acompañamiento del Botànic y la oposición de adelante de PP, Cs y Vox

img

VALÈNCIA, 14 Jul.

El pleno de Les Corts ha aprobado este jueves el comienzo de tramitación de la ley de la tasa turística, que ha contado con los votos en pos de todos y cada uno de los conjuntos del Botànic, tras un enfrentamiento marcado por la oposición de adelante de PP, Ciudadanos y Vox a este tributo que no empezará a cobrarse de manera previsible, en el caso de aprobarse, hasta 2024.

En preciso, se dió luz verde a la toma en cuenta de la Proposición de Ley Valenciana de Medidas Fiscales para Impulsar el Turismo Sostenible, que incluye un impuesto autonómico bonificado al cien% a las estancias en establecimientos turísticos de todo género. Sobre este impuesto, los municipios tienen la oportunidad de detallar un recargo: esta es la famosa como tasa turística.

La regla es fruto de un convenio entre los socialistas con Compromís y Unides Podem refrendado en el mes de abril y generó desde ese momento un profundo enfrentamiento, con el rechazo tanto de la oposición como de asociaciones empresariales, pero asimismo del propio secretario autonómico de Turisme, el socialista Francesc Colomer.

De hecho, la síndica del PSPV, Ana Barceló, sembró la duda sobre el acompañamiento de la capacitación al trámite y fue este miércoles, un día antes de la votación, en el momento en que anunció su voto conveniente, "sin abandonar la aptitud de optimización a lo largo de su tramitación parlamentaria".

Por una parte del PSPV ha defendido la iniciativa Trini Castelló, que ha señalado que su capacitación piensa que "la razón está siempre y en todo momento repartida" y "hay que percibir". Así, ha reconocido que esta actitud llevó a "postergar un tanto" su fijación de posición, "sensibles a las inquietudes" del campo y los ayuntamientos una vez que "la derecha se haya destinado a producir de una forma interesada una polución informativa".

Por ello, ha amado "aclarar patrañas", entre ellas que la tasa sea obligatoria. "Los municipios no deben llevar a cabo nada" si no desean, ha sostenido, antes de añadir que la regla es una "apuesta por la independencia y la autonomía financiera municipal". Se ha preguntado "qué le pasa a la derecha que se le llena la boca con la palabra independencia y de todos modos le molesta".

En exactamente la misma línea, la síndica de Compromís, Papi Robles, ha subrayado que la iniciativa es fruto de un "desarrollo de diálogo" con asociaciones vecinales, patronales y trabajadores. Además, ha recalcado que el tributo es conveniente en un contexto de elevada inflación que está tolerando la ciudadanía, en el que el turismo está logrando cantidades "cada vez mejores".

Robles ha preguntado a la oposición "de qué forma tienen la capacidad de procurar vetar la autonomía municipal" y "denegar" a los municipios que logren establecer un tributo que es voluntario.

Desde Unides Podem, Ferran Martínez ha señalado que la tasa turística que se enfrentamiento este jueves "no es la de Unides Podem" sino más bien fruto del acuerdo, con aportaciones de partidos, campo y especialistas. Ha descrito la iniciativa como "moderada" y "avalada por un montón de reportes" y "la experiencia de años de app" en numerosos países de europa y en Cataluña y Baleares . Además, ha señalad que en Granada, Málaga y Sevilla se está demandando una regla afín.

Asimismo, ha señalado que la gente que se han posicionado en contra "no pusieron encima de la mesa ni un solo apunte veraz" y les ha pedido dejar de "desinformar" y el "negacionismo turístico", pues sus campañas fueron "un rotundísimo fracaso". Para Martínez, "todo instante" es bueno para aprobar el gravamen y ha asegurado que van a ir con esta iniciativa "hasta el desenlace".

Desde el PP, Manuel Pérez Fenoll ha calificado este jueves de "día negro para el turismo" pero asimismo de "claridad" pues llegó el instante a fin de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se "retrate" y o "prosiga de rodillas" frente Compromís y Podem. El 'habitual' ha aseverado que la "inquina hacia los que desean estar con nosotros" es un "inconveniente siquiátrico", y ha apostillado además de esto que el 62% del turismo nacional lo conforman valencianos, con lo que son ellos quienes van a pagar el gravamen, un apunte que Ferran Martínez ha tachado de "falso".

Por una parte de Vox ha intervenido Ana María Cerdán, que ha acusado a los integrantes de Botànic de ser "pro cartilla de racionamiento y pobreza para todos los otros", y ha criticado que desde el PSPV haya miembros del congreso de los diputados que voten en pos de un impuesto que después no van a poner en su concejo.

Asimismo, Carlos Gracia, de Ciudadanos, ha tachado el tributo de "tasa de la vergüenza" y "despropósito", y aseguró que su tramitación empieza "sin el acompañamiento del gobierno valenciano" ni es "fruto de una política consensuada", con lo que es "contraria a la corresponsabilidad" que actúa en la Ley de Turismo, aparte de "una puñalada por la espalda al campo turístico y con esto a todos y cada uno de los valencianos".

Asimismo, las tres formaciones de la oposición pusieron en valor el trabajo y la situación del secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, del PSPV pero opuesto al gravamen.

Pérez Fenoll ha señalado: "No nos encontramos en oposición a Francesc Colomer. Él sí que sabe de turismo", y ha señalado que en PSPV "tienen a un sabio" pero "lo maltratan". "En el final gritaremos 'No te vayas Colomer'". Ana María Cerdán lo ha descrito como entre las "realmente pocas personas que verdaderamente sabe de qué manera marcha el turismo en la Comunitat" y Carlos Gracia como "máxima autoridad en turismo".

Más información

Luz verde a la tramitación de la tasa turística en Corts con el acompañamiento del Botànic y la oposición de adelante de PP, Cs y Vox

Noticias de hoy más vistas