• martes 04 de octubre del 2022

Mariana Mazzucato cierra el Congreso del CIRIEC: "Es realmente difícil combatir contra estas crisis sin mudar de qué manera generamos"

img

VALÈNCIA, 15 Jun.


   La economista del University College of London, Mariana Mazzucato, experta en Economía de la Innovación y Valor Público, ha advertido este miércoles que "es realmente difícil pelear" contra las crisis climática, sanitaria y económica "sin mudar de qué manera generamos, de qué manera distribuimos y el consumo", y ha señalado que el modelo del cooperativismo asentado en la Comunitat Valenciana como un caso de muestra "bien interesante" en ese sentido.

   Mazzucato, que asesora a gobiernos, instituciones y compañías, fué la responsable de clausurar el 33 Congreso Internacional del Centro de Investigación y también Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa (CIRIEC), que se ha festejado hasta este miércoles en el Palau de les Arts y aborda las activas mundiales en la era articulo-COVID. Ha participado asimismo el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent.

   A lo largo de estos tres días, mucho más de 50 estudiosos, directivos de compañías y causantes del campo público han intervenido en seis sesiones plenarias y ocho talleres y han debatido temas de interés como la vivienda y el avance urbano, la gobernanza, los partenariados entre la economía pública y la economía popular, la transición ecológica justa, las inversiones públicas, la cobertura de servicios fundamentales como la energía, el transporte o el agua, la innovación y los objetivos de avance sostenible.

   En afirmaciones a los medios antes de cerrar este cónclave, Mazzucato ha expuesto que la crisis climática, la sanitaria, la causada por la guerra de Ucrania y "la crisis financiera que no paró y poseemos todavía" están "similares" y, para atajarlas, se precisa una manera "muy distinta" de proponer las compañías.

   Bajo esta visión, la especialista ha incidido en la necesidad de que haya gobiernos que "no estén únicamente corrigiendo siempre y en todo momento algún género de fallo de mercado, sino enserio logren cocrear, coformar el género de economía que disponemos a fin de que sea mucho más inclusiva y sostenible".

   Mazzucato ha criticado que hay "gobiernos que han parado de invertir en su cerebro, que están utilizando mucho más McKinsey --una asesoría estratégica global-- que su función pública".

   A ello se une "un género de compañía que prosigue sacando valor por el hecho de que puede", con "un sistema de impuestos, por servirnos de un ejemplo, que deja que tengamos un cortoplacismo en el género de compañía" y que "mucho del valor esté extraído fuera de la economía". Por ejemplo, puso el foco en que "hay muchas compañías, aun Pfizer, que están usando sus provecho para recomprar sus acciones, acrecentar el valor de esas acciones y la paga para los ejecutivos".

   La economista ha señalado que "tenemos la posibilidad de mudar las resoluciones de de qué forma gobernamos las compañías, de qué manera gobernamos al ámbito público, en especial de qué forma trabajan juntos en las considerables metas de este tiempo", que tienen relación con el tiempo y la salud "para todos, no la salud para el diez por ciento de la población mundial", ha apuntado. Así, Mazzucato ha defendido que el capitalismo debe meditar en un "modo totalmente diferente" atendiendo a estas metas.

"NO HAY MODELO MEJOR QUE EL COOPERATIVISMO"

   En su ponencia, la economista ha señalado que "no hay ningún modelo mejor que el cooperativismo para afrontar los cambios precisos en la manera de realizar economía, no es especial, pero es un enorme ejemplo". Para ella, España y especialmente la Comunitat Valenciana, "tiene una enorme tradición en este modelo económico, está que viene dentro en el marco jurídico español y es un caso de muestra así mismo de producción diferente".

   Para enfrentar todas y cada una de las misiones que recogen los ODS, ha asegurado que hay que "hallar que distintas ámbitos trabajen juntos para hallar políticas que nos favorezcan a todos y logremos nuestros objetivos. Hay que hallar unos capital justos y comunicar las ventajas. Hay que invertir en talento, para hallar una conciencia colectiva".

   "La economía popular no es otra sección de la economía, sino es de qué forma diseñamos esta economía a fin de que haya colaboración entre las organizaciones, a fin de que no se piense solo en el diez% de la población", ha sostenido.

   En exactamente la misma línea que Mazzucato se pronounció el presidente de CIRIEC Internacional y de CIRIEC-Francia, Alain Arnaud, quien ha señalado que "frente a la transformación de la sociedad y del modelo económico, los agentes de la economía popular tienen que movilizarse a fin de que los cambios que nos encontramos tolerando no terminen convirtiéndose en catástrofes para la sociedad". "Además de esto, las políticas públicas tienen que acompañar esta transformación poniendo a la gente en el centro", ha añadido Arnaud, que ha cedido su presidencia a Bernard Thiry, de hoy directivo ejecutivo de CIRIEC.

   Por su parte, el secretario de Estado de Empleo y Economía Social del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, aseguró que el Gobierno está liderando el plan PERTE para contribuir al desarrollo económico por medio de la economía popular, con mucho más de 800 millones de euros mediante distintos ministerios. Junto a ello, anunció la próxima ley de Economía Social y del Cooperativismo.

   Por su parte, el conseller ha subrayado el propósito de "proseguir haciendo un trabajo fortaleciendo la economía pública, la economía popular y, al fin y al cabo, el cooperativismo". "Contamos claro desde el primer instante que aquí está la transformación del modelo productivo", ha apuntado.

   Climent ha remarcado que "hay que charlar de digitalización, de innovación, de transición energética, de economía circular, pero siempre y en todo momento es esencial de qué manera hacemos esto, y la economía popular pública y cooperativa es base, pone en el centro a la gente, la cooperación y la colaboración siempre y en todo momento está en su AND", al lado de otros valores como "la solidaridad, el arraigo al territorio, el precaución del territorio y la sostenibilidad".

   El conseller ha apelado a la "participación popular y de respeto al medio ambiente" por la parte de las compañías, "por el hecho de que todos entendemos que no contamos un expone B". En ese sentido, ha recalcado su "apuesta clara por la economía popular pública y por el cooperativismo".

Más información

Mariana Mazzucato cierra el Congreso del CIRIEC: "Es realmente difícil combatir contra estas crisis sin mudar de qué manera generamos"