• lunes 28 de noviembre del 2022

Mazón pide desarrollar la autonomía fiscal: "No se llora en el momento en que otras CCAA se transforman en interesantes, se compite"

img

Regresa a sugerir a Puig sus votos para respaldar la reforma fiscal si transforma en progresivo el impuesto de transmisiones

VALÈNCIA, 6 Oct.

El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, ha insistido en desarrollar la autonomía fiscal de la Comunitat, para lo que volvió a sugerir al 'president' Ximo Puig el acompañamiento a su reforma si admite tres condiciones: transformar en progresivo el impuesto de transmisiones patrimoniales, tener como prioridad "absoluta" las clases medias y bajas y descartar la tasa turística.

"No se llora en el momento en que otras autonomías se transforman en interesantes, se compite, se da la guerra", ha reivindicado en referencia a las proposiciones fiscales de otros 'barones' autonómicos del PP. Pero ha letrado por llevarlo a cabo "sin recelar del resto ni soliciar que se les sancione", en referencia a la iniciativa de Puig, que "ha durado unos días", de penalizar en la financiación a quienes bajen impuestos.

Mazón, en un desayuno de Nueva Economía Fórum, marcó situación sobre la reforma anunciada la semana anterior por Puig (PSPV) de una exclusiva cuota autonómica del IRPF con tramos amoldados a la inflación, que no concretó si bien garantizó que favorecerían a la rentas inferiores 60.000 euros. Sus asociados de gobierno (Compromís y UP) han condicionado su acompañamiento a una subida de impuestos a los mucho más ricos.

La reforma fiscal ha centrado una gran parte del alegato del 'habitual', quien ha recordado que presentó su "receta" hace un año y ha letrado por desarrollar la "autonomía" de la Comunitat en temas de impuestos basado en las especificaciones de los valencianos.

Dicho esto, ha criticado que le agradaría tener enfrente una iniciativa del gobierno del Botànic que fuera "seria y congruente" y no "poco ambiciosa" para lograr debatir, puesto que cree que solo hay "un colosal estruendos de un presidente que al día después fué cuestionado por sus compañeros de gobierno".

Se ha preguntado de esta manera si el Consell tiene verdaderamente un plan fiscal pues, según él, ni se conocen los tramos en los que ofrece deflactar el IRPF ni cuándo va a ser el año de app: si en la declaración de la renta de 2022 como anunció en un inicio Puig o si en 2023 al incluirse la reforma en la ley de acompañamiento a los capitales.

"Estoy observando mucho más humo fiscal que otra cosa", ha resumido, y ha rechazado la iniciativa de Compromís de integrar en la reforma la creación de un impuesto a las bebidas azucaradas. Por todo ello hizo hincapié en que está presto a discutir sobre impuestos y a llegar a un convenio si la iniciativa es la de "un gobierno serio y coordinado".

A su juicio, la reforma que "precisa" la Comunitat es la del PPCV, que contempla la devolución a los valencianos de los 1.500 millones de euros "colectados de sobra por la inflación" a través de la bajada de impuestos. Esto supondría, según él, transformarse en la primera autonomía que transforma en progresivo el impuesto de transmisiones patrimoniales. "Si hacen falta votos, aquí están los del PP", ha alentado.

Más información

Mazón pide desarrollar la autonomía fiscal: "No se llora en el momento en que otras CCAA se transforman en interesantes, se compite"

Noticias de hoy más vistas