• lunes 28 de noviembre del 2022

Mónica Oltra afirma este lunes frente al juez por el supuesto encubrimiento de los abusos de su ex- a una menor tutelada

img

VALÈNCIA, 17 Sep.

La exvicepresidenta, exportavoz y exconsellera de Igualdad y Políticas, Mónica Oltra, afirma este lunes frente al juez como encausada por el supuesto encubrimiento de los abusos sexuales que cometió su exmarido sobre una menor tutelada y por los que él está culpado a cinco años de prisión, en una sentencia recurrida frente al Tribunal Supremo.

Oltra está cita a declarar a las 9.30 horas en el contexto de las diligencias que se prosiguen contra ella y otros 13 investigados, altos cargos que trabajan en el departamento que ella dirigía, por la administración del caso de los abusos a la menor.

La citación, que se dio a entender en el mes de julio, se genera una vez que el trámite haya regresado al Juzgado de Instrucción 15 de València, órgano que produjo la investigación, tras la pérdida de aforamiento de Oltra.

Inicialmente, en el lapso de la instrucción, centrada sobre los altos cargos y especialistas, el juez advirtió rastros de delito "racionales, serios y fundados" contra nuestra Oltra, que en ese instante era aforada, con lo que se debió cortar a favor del TSJCV, órgano competente para investigar estos métodos.

El prominente tribunal, tras estudiar el tema, decidió imputar a Oltra y la citó a declarar en el mes de julio al ver "una secuencia de rastros plurales" que hacían dudar la viable vida de un concierto entre la exvicepresidenta y distintos gobernantes para "resguardar a su entonces pareja o resguardar la carrera política de la aforada".

Sin embargo, días después la exvicepresidenta decidió abandonar sus cargos públicos, incluida el acta de miembro del congreso de los diputados, con lo que perdió el aforamiento. De esta forma, la causa regresó al juzgado original, que la ha mencionado a declarar este lunes.

En preciso, en este trámite se inspecciona el supuesto encubrimiento de los abusos sexuales que padeció en un centro una menor tutelada, de entonces 14 años, a manos del exmarido de Oltra entre los años 2016 y 2017. El educador fue culpado a cinco años de prisión en una resolución ratificada por el TSJCV. Está pendiente el recurso interpuesto frente al Tribunal Supremo.

Tras la condena, la menor denunció la situación donde se había encontrado a lo largo de la tramitación de la causa y desde el juzgado se abrió una exclusiva investigación judicial que ha derivado con la imputación de Oltra.

La exvicepresidenta anunció en una rueda de prensa el 21 de junio que dejaba sus cargos por el hecho de que, según ha dicho entonces, no deseaba que se pararan las políticas del Gobierno del Botànic a causa de un caso que "va a pasar a la narración de la infamia política, jurídica y mediática de este país", expuso. "Me marcho con la cara bien alta sabiendo la infamia que esto, pero asimismo con los dientes apretados, bien apretados", declaró.

El juez instructor del trámite estimaba en su escrito al TSJCV que hay rastros "racionales, serios y fundados" de la participación de Oltra en los hechos investigados en tanto que, a su juicio, "nos encontramos frente a un expediente administrativo o una 'información reservada' indiciariamente organizada por Oltra, no destinado sino más bien a desacreditar a la menor y también entorpecer en un trámite penal en curso en el que su marido era el investigado".

El juez cuestionaba primeramente que desde el comienzo se haya intentado restar probabilidad a la menor, desprotegida y tutelada por la Generalitat; y que las psicólogas no abordaran con ella el tema de los abusos --no fue preguntada por el tema de manera directa--.

También ponía de manifiesto, por ejemplo cuestiones, que la Conselleria decidiese, "de manera inexplicable", no derivar a la pequeña al Servicio de Atención Psicológica especializado para apreciar a víctimas de abusos sexuales y que se hiciese constar en un informe que la pequeña recurría a la patraña frecuentemente.

Con este "nulo bagaje", seguía el juez, a efectos de investigación, se dio por cerrado el tema y se restituyó al educador a su puesto. Y solo tras clausurada "la investigación" se le solicitó su versión de los hechos.

El instructor se preguntaba asimismo por qué razón no se notificó de los hechos a la Fiscalía para su perseverancia en el Expediente de Protección de la menor. "Las cuestiones se elaboran a nivel únicamente retórico y revelan una administración por los expertos que se califica por sí misma", apostilla.

Por su parte, la fiscal que estudió el tema en el TSJCV coincidió con el instructor en que se realizó una investigación "superficial", interna, donde se percibía indiciariamente una línea de ocultamiento de los hechos.

"A la luz de las actuaciones podría alegarse que algún funcionario, técnico, sicólogo, etcétera, se confundió, pero ¿todos?; ¿todos se confundieron?. Se deduce, a nivel indiciario, la presencia de una directriz de actuación por la parte de todos --autoridades, gobernantes y personas intervinientes-- de reducir la relevancia y esconder los abusos", señalaba en su escrito la fiscal superior del TSJCV.

Frente a ello, Compromís, el partido de Oltra, ha subrayado el "acoso de libro" que, a su juicio, ha perpetrado la extrema derecha contra la exvicepresidenta, y ha sostenido que "frecuentemente en la vida en el momento en que pasa el tiempo, la realidad se marcha poniendo en su lugar".

La acusación especial en el trámite está ejercida, entre otros muchos, por el líder de España 2000, José Luis Roberto, y la exdirigente de Vox y presidenta de Gobierna-te, Cristina Proseguí.

Más información

Mónica Oltra afirma este lunes frente al juez por el supuesto encubrimiento de los abusos de su ex- a una menor tutelada

Noticias de hoy más vistas