Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Montero propone un trato diferencial para Cataluña en financiación y acuerdos con todas las comunidades autónomas a la vez.

Montero propone un trato diferencial para Cataluña en financiación y acuerdos con todas las comunidades autónomas a la vez.

En medio de la tensa situación política en Cataluña, la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha pedido a Junts diferenciar claramente entre el proceso de elección de un nuevo presidente en la región y su apoyo al Gobierno en el Congreso de los Diputados, enfatizando que se trata de asuntos completamente diferentes.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Montero ha subrayado que las comunidades autónomas, especialmente Cataluña, deben recibir un tratamiento especial en relación con la financiación autonómica, pero que es fundamental negociar un modelo válido para todas las regiones en conjunto.

La ministra ha insistido en que el debate sobre la financiación autonómica debe contemplar las singularidades de cada territorio, ya sea por razones históricas, geográficas o por otras características particulares que puedan presentar.

En cuanto a las demandas de los partidos independentistas catalanes de una financiación singular y negociaciones bilaterales con el Estado, Montero ha explicado que estas cuestiones están más relacionadas con las especificidades de cada comunidad autónoma que con otros aspectos técnicos.

Además, la ministra ha mencionado que se está trabajando en la condonación de la deuda autonómica, lo que podría beneficiar la autonomía fiscal de cada región y mejorar sus condiciones para acceder a financiamiento en los mercados.

En relación a la situación política en Cataluña y su impacto a nivel nacional, Montero ha instado a Junts a separar sus disputas internas por la presidencia de la Generalitat y su apoyo al Gobierno central en el Congreso, señalando que son aspectos que deben manejarse de forma independiente.

Para la ministra, es fundamental que Junts considere si las políticas implementadas por el Gobierno de coalición son beneficiosas para Cataluña, destacando medidas como la subida de pensiones, la creación de empleo, el incremento del salario mínimo y otras reformas laborales que, en su opinión, son favorables tanto para la población española en general como para la catalana en particular.