• jueves 06 de octubre del 2022

Mucho más de 1.000 personas trans cambiaron su nombre del SIP desde la entrada en vigor de la ley trans en 2017

img

VALÈNCIA, 15 Jul.

Un total de 1.005 personas pudieron efectuar el cambio de nombre de su SIP entre la entrada en vigor de la Ley trans de la Comunitat Valenciana en 2017 y diciembre de 2021.

El Pleno del Consell ha ratificado el contenido del segundo informe sobre implementación, rastreo y optimización de la Ley integral del reconocimiento del derecho a la identidad y a la expresión de género en la Comunitat Valenciana, famosa como la Ley Trans, anunciado por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas como paso antes de su remisión frente Les Corts.

El informe comprende el intérvalo de tiempo entre la aprobación de la ley en 2017 y diciembre de 2021 y comprueba que la Ley Trans ha supuesto una optimización importante en la vida de la gente de este colectivo en la Comunitat Valenciana, que hallan en la Administración una contestación correcta a sus pretensiones y un avance en el reconocimiento de sus derechos que se afianza un año tras otro.

En el informe predomina que se puso en marcha una red residencial para personas en situación de puerta de inseguridad, que incluye a la gente trans y que tiene un recurso concreto; se han desarrollado las entidades preparadas de orientación en el ámbito educativo; y, en el ámbito laboral, se ha adelantado en la introducción de la gente trans en las ayudas dirigidas a la contratación de colectivos atacables.

Estas medidas se aúnan al buen nivel de implementación de las medidas dentro en la Ley Trans que se recogieron en el primer informe de 2017-2020, singularmente las destinadas a la atención directa a la gente trans, como la creación de la Unidad de Identidad de Género en el ámbito sanitario, del servicio Orienta o de la app de un protocolo de actuación en el ámbito educativo en frente de la transfobia.

En preciso, el informe recopila, entre otros muchos datos, las atenciones efectuadas a la gente trans desde las áreas de trabajo Orienta de atención a al colectivo LGTBI que, desde su puesta en desempeño en el mes de julio de 2019, fueron un total de 5.318, de las 2.166 se hicieron a 2021 por la parte de un 522 personas usuarias.

Estos datos reflejan que una de cada tres atenciones (el 32,25%) que efectúa Orienta es a un individuo trans y, de estas, una de cada 4 se ajusta a personas trans extranjeras, lo que prueba una mayor puerta de inseguridad de este colectivo.

Por otra sección, hay un equilibrio en lo que se refiere a la identidad de género, con un 49,4% de mujeres, un 40,9% de hombre y un importante 9,7% de personas no binarias, que va medrando un año tras otro.

Asimismo, el cómputo refleja que la mayor parte de las atenciones son en el conjunto de entre los 18 y los 30 años (47,4%), seguido a mucha distancia por el que va entre los 31 y los 40 años (17,9%), lo que revela la necesidad de acompañamiento al comienzo del desarrollo y que éste cada vez comienza antes.

Por su parte, la atención a la preadolescencia y la adolescencia representa el 16,4% de las consultas, un porcentaje que sube cinco puntos en relación a los datos recogidos en el previo informe, lo que señala la necesidad de accionar en esa temprana franja de edad, al paso que es importante el poco encontronazo de Orienta en personas trans de sobra de 50 años.

Entre todas y cada una de las atenciones efectuadas resalta con un 46% el acompañamiento psicológico, atención a la niñez y conjuntos de asistencia recíproca; y con el 15,6% la intervención popular a través del acompañamiento y la búsqueda de elementos.

En preciso, a lo largo de 2021 las áreas de trabajo Orienta atendieron a un total de 17 personas trans que habían denunciado o manifestado ser víctias de delitos de odio y transfobia. Asimismo, esta puerta de inseguridad asimismo se refleja en las atenciones del 112 sobre este colectivo, con prácticamente 90 accidentes de 2018 a 2021 por agresiones, ocasiones de riesgo y también accidentes sanitarios.

Respecto a la atención sanitaria, se comunica asimismo sobre los datos de atención de la Unidad de Identidad de Género formada por equipos multidisciplinares que dan servicio en atención psicoterapéutica, terapia hormonal y farmacológica y atención quirúrgica.

Así, entre 2017 y 2021 el sistema sanitario público valenciano hizo 1.005 cambios de nombre del SIP, (293 de ellos en 2021) y 279 intervenciones quirúrgicas. Además, solo en 2021 un total de 454 personas trans han recibido atención y se dispensaron 371 tratamientos de terapia hormonal y farmacológica.

En el área de educación, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte creó en 2016 un protocolo de acompañamiento para asegurar el derecho a la identidad de género, la expresión de género y la intersexualidad.

Se trata de un protocolo que deja que cualquier persona de la red social didáctica o exactamente la misma persona interesada logren ofrecer aviso de una situación de identidad o expresión de género discordante para hacer, desde ese instante, un aparato de intervención. Este protocolo para la atención de personas trans se activó 221 ocasiones entre los tutoriales 2018-2019 y 2020/2021, de los que mucho más de la mitad (130) corresponden solo a 2020-21.

Respecto a las incidencias por acoso similares con el colectivo LGTBI, representaron un 4% de las situaciones de acoso en el curso 2018-2019, un 7% en el 2019-2020 y un 6,8% en 2020-2021. Estas cantidades patentizan que es una situación poco visibilizada por temor a mayores represalias tanto en el centro educativo como el ambiente familiar.

Por otro lado, la gente trans, como colectivo de alta puerta de inseguridad, se puede acoger a las ayudas contempladas en el ámbito laboral como el software 'Integramos', designado a la realización de trayectos de inserción laboral para personas con particulares adversidades de integración al mercado de trabajo, y que tiene a la gente trans como personas destinatarias.

El informe resalta asimismo "los adelantos completados en el planeta de la civilización, el deporte y la comunicación, con espacios culturales valencianos que recogen en sus programaciones la verdad de la gente trans, los apoyos a ocupaciones deportivas inclusivas, y el régimen de la verdad trans por la parte de los medios públicos, en especial por la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, de manera respetuosa, y dando voz y visibilidad a sus vidas y a sus reivindicaciones".

Más información

Mucho más de 1.000 personas trans cambiaron su nombre del SIP desde la entrada en vigor de la ley trans en 2017