• martes 04 de octubre del 2022

Nacen 2 tiburones nodriza de cola corta por vez primera en el Oceanogràfic de València

img

VALÈNCIA, 18 Jul.

El Oceanogràfic de València tiene 2 novedosas crías de tiburón nodriza de cola corta --Pseudoginglymostoma brevicaudatum--, una clase que en los últimos años pasó de estar clasificada como "vulnerable" a "en riesgo crítico" de extinción según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Se trata del primer nacimiento de tiburón nodriza de cola corta en el acuario valenciano, lo que piensa "un éxito tanto para el centro para la conservación de la clase, que ha disminuido su población en un 80% en los últimos 30 años". De hecho, según establece la IUCN, no se registran datos sobre estos animales en su hábitat natural ya hace quince años, resaltan los causantes del espacio en un aviso.

El tiburón nodriza de cola corta se identifica por ser una clase nocturna que habita en zonas oscuras y pedregosas, como grutas y espacios con muy poca luz, donde se refugia y deposita los huevos, en tanto que es un animal ovíparo con puestas estacionales. Los ejemplares mayores tienen la posibilidad de llegar a medir 75 centímetros.

La última puesta en el Oceanogràfic sucedió en el último mes del año y, tras advertir los huevos, los cuidadores los trasladaron a la región de Cuarentena del acuario, para lograr de esta forma chequear y supervisar todos los días el avance de los embriones. Tras seis meses de gestación, nacieron ámbas crías. Concretamente 2 machos.

La nutrición de los pequeños se apoya en tres tomas de papilla de pescado día tras día, compuesta por arenque, calamar y merluza y, en el momento en que sean suficientemente enormes, volverán al acuario del Edificio de Accesos al lado de los 4 ejemplares mayores que habitan en la actualidad.

El tiburón nodriza de cola corta es un animal que se distribuye, primordialmente, en el océano Índico, en concreto en las ubicaciones de Tanzania, Mozambique y Madagascar.

No obstante, según la IUCN, es una clase que tiene poquísimo cobijo en frente de la pesca al vivir en aguas profundas y, además de esto, está poco a poco más sosten a la pérdida de su hábitat debido, eminentemente, al calentamiento global.

Más información

Nacen 2 tiburones nodriza de cola corta por vez primera en el Oceanogràfic de València