Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Nacho Vidal acusado por la muerte de fotógrafo en ritual con veneno de sapo.

Nacho Vidal acusado por la muerte de fotógrafo en ritual con veneno de sapo.

VALÈNCIA, 27 Mar.

La Audiencia de Valencia ha tomado la decisión de revocar el sobreseimiento provisional en el caso que involucra al actor de cine para adultos Nacho Vidal y otros dos individuos en relación con la muerte de un fotógrafo en Enguera el 28 de julio de 2019. Durante un ritual con metilbufotenina, una sustancia encontrada en el veneno del sapo bufo alvarius.

La Sección Tercera de la Audiencia de Valencia ha dado lugar al recurso de apelación presentado por las partes acusadoras. Consideran que existen suficientes indicios para que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Xàtiva proceda con un posible delito de homicidio por imprudencia grave. Este caso ha sido remitido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) para su seguimiento.

En relación con Nacho Vidal, cuyo nombre real es Ignacio J.G., el tribunal ha citado varios indicios en su auto. Entre ellos se encuentra que asumió el rol de "director del rito" y se atribuyó un conocimiento especial sobre estas ceremonias, que fue quien proporcionó la dosis inhalada por la víctima en una pipeta de cristal, y que a pesar de su conocimiento sobre la toxicidad de la sustancia, no tomó precauciones durante su administración.

Además, se destaca que Vidal conocía la incompatibilidad de la metilbufotenina con la cocaína y es posible que supiera que la víctima había consumido esta droga anteriormente. La Audiencia también señala la falta de conocimientos médicos evidente por parte del actor, ya que no se tomaron medidas cuando la víctima sufrió un desmayo durante el ritual.

Por otro lado, consideran que hay indicios suficientes para continuar con la causa respecto a los otros dos investigados, una prima y un amigo de Vidal. La prima podría haber contribuido al presunto delito, mientras que el amigo podría haber encubierto la situación después de la muerte de la víctima.

Los acontecimientos tuvieron lugar en una vivienda de Enguera en julio de 2019, propiedad de Vidal. La Guardia Civil inició una operación después del fallecimiento del fotógrafo José Luis Abad durante el ritual con el veneno de sapo bufo alvarius. Tras una investigación de 11 meses, se consideró que podría haber habido un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la salud pública.

Nacho Vidal y dos personas de su entorno fueron arrestados por estos hechos. En junio de 2020, Vidal quedó en libertad provisional y en marzo de 2021, el proceso contra él por homicidio imprudente fue iniciado. En septiembre de 2021, la Audiencia de Valencia solicitó una pericial para investigar la sustancia DMT y su relación con el caso. Y en mayo de 2023, el juzgado decidió archivar la causa para los tres investigados, decisión que ha sido revocada por la Audiencia.