• miércoles 05 de octubre del 2022

"No sabíamos a qué servicio íbamos". Testimonios nuevos de los agentes que retiraron la escultura de Franco de València

img

VALÈNCIA, 9 Sep.

La Concejalía de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València memora este viernes el aniversario de la retirada de la escultura ecuestre de Franco --el 9 de septiembre de 1983-- con un vídeo que junta testimonios y también imágenes nuevos de agentes que formaron parte de el dispositivo y que ponen de relieve el papel que representó la Policía Local en aquella "trascendente" día.

"Aquel día --muestra el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, en un aviso-- concluyó la transición en València y se impuso finalmente la democracia tras el fallido golpe de Estado de 1981, que aquí tuvo una particular significación, y las selecciones de 1982 que supusieron una victoria incontestable de la democracia. Es primordial que debemos recordar siempre y en todo momento la historia y lo que ha costado seguir".

"Solo es necesario rememorar, como hacemos el día de hoy, la división, la oposición que despertó la retirada del dictador de la plaza del Ayuntamiento, pero de qué forma por último aquella escultura que jamás debió comandar esta plaza, se retiró entre vítores y aplausos mayoritarios", afirma el concejal de Protección Ciudadana, que reclama el valor de la Policía Local de Valencia, asimismo en aquella ocasión, para "asegurar la seguridad, el ejercicio de nuestros derechos y libertades y consolidar aquella joven democracia".

La Policía Local ha grabado a varios de los agentes que formaron parte de aquel dispositivo y ha reproducido por vez primera sus testimonios y las fotografías que captaron con la cámara que usaron.

"Salimos del retén sin entender a qué servicio íbamos. No nos lo comunicaron hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento", recuerda Sebastián Abad, agente de la Policía Local de València sobre aquel 9 de septiembre de 1983 en el que formó una parte del dispositivo de seguridad que debía asegurar la retirada de la escultura del dictador.

"Vino una grúa de nuestro servicio, cada hora se concentraba mucho más gente alrededor, lanzaban insultos contra los obreros que intentaban retirarla, debimos llamar a la Nacional para eludir que rompiesen el cordón de seguridad que habíamos predeterminado", sigue Abad que recuerda las angustiosas once horas que duraron los trabajos.

"Debimos llamar a otra grúa, la nuestra no podía", añade el agente, que revive asimismo el instante en el que el cuerpo del dictador se apartó del caballo que proseguía en el pedestal.

"Yo me retiré a las seis de la mañana y allí proseguían, los trabajos se extendieron hasta prácticamente las tres de la tarde y la tensión entre incondicionales y opositores aumentaba cada hora", recuerda Sebastián Abad, quien prosigue activo en la Policía Local y que, más que nada, recuerda "el temor que había". "Los obreros que intentaban retirarla se quejaban de que se les pudiese detectar".

Otro de los presentes de aquel instante histórico fue Jesús Fernández, policía jubilado hace tres años que prosiguió las evoluciones de los trabajos desde otro sitio de la plaza.

"Me ordenaron que fuera a la plaza del Ayuntamiento a fotografiar los trabajos de retirada de la escultura". De aquel instante, nos quedan 4 instantáneas en blanco y negro y la cámara con la que captó aquel trascendente día.

"Era entre las cámaras que empleábamos en Atestados para fotografiar los accidentes y realizar la pertinente investigación.

También las empleábamos para retratar las manifestaciones y de esta manera calcular la asistencia a exactamente las mismas" añade este policía jubilado que no ha olvidado el día en el que se retiró la escultura ni todo cuanto sucedió.

"Todos recordamos aquella día, pienso que toda la localidad vivió intensamente aquel instante estuviesen allí o no. Fue un día histórico", añade Jesús Fernández cuyo padre ahora captaba fotografías y también inició las grabaciones de vídeo en la Policía Local de Valencia, entonces Policía Municipal.

Para el concejal Aarón Cano, "aquel día concluyó la transición" una afirmación que prueba la trascendencia histórica de aquella noche tras el fallido golpe de Estado de 1981 que en València tuvo una particular significación "pues aquí el golpe triunfó en contraste a otras ciudades con un Ayuntamiento democrático adelante del que se encontraba Ricard Pérez Casado, que volvió a probar su valentía aquel 9 de septiembre de 1983 con la retirada de una escultura que nunca debió comandar la plaza del Ayuntamiento".

Por entonces, "había personas que habían nativo de la dictadura y no habían vivido la democracia, no hacía diez años de la desaparición del dictador". "Era una sociedad que precisaba ver con optimismo al futuro tras muchos años de temor y opresión de derechos", mantiene el edil, que apunta asimismo a las selecciones de 1982 como "otro esencial paso en la consolidación de aquella joven democracia" ha manifestado el responsable del área de Protección Ciudadana.

"Es primordial que debemos recordar la historia" ha añadido Cano para quien "vivimos otro instante trascendente" apunta el encargado de la Concejalía de Protección Ciudadana "con una enorme división, con mucha polarización y observando con la visión de los prácticamente 40 años que pasaron desde aquel 9 de septiembre de 1983, nos ofrecemos cuenta de que las democracias se luchan todos y cada uno de los días, los derechos y libertades jamás están completamente afianzados.

Echar la visión atrás es requisito, tan preciso como ver al futuro con optimismo y pelear por nuestro presente", insiste el responsable del área de Protección Ciudadana, que ha aprovechado la efeméride para felicitar al cuerpo de la Policía Local de València por su "determinación, valor y valor en aquella día histórica donde el temor, por fortuna, no se impuso y los agentes que participaron, trabajaron en la mitad de unas condiciones inusuales velando siempre y en todo momento por el bien común y el deseo de una sociedad que en la mayoría de los casos deseaba seguir y dejar atrás terminantemente cualquier pervivencia del pasado".

Más información

"No sabíamos a qué servicio íbamos". Testimonios nuevos de los agentes que retiraron la escultura de Franco de València