Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Padre violento en Sedaví arrestado por agredir a su hija de 18 años y amenazar a los agentes

Padre violento en Sedaví arrestado por agredir a su hija de 18 años y amenazar a los agentes

Un hombre de 61 años ha sido detenido en Sedaví, Valencia, por presuntamente agredir a su hija de 18 años y amenazar a los agentes de la Guardia Civil que acudieron al domicilio. El hombre intimidó a los agentes con dos cuchillos de grandes dimensiones antes de rociarles con gas lacrimógeno y tratar de lanzarse por el balcón en un intento de quitarse la vida.

Los hechos comenzaron cuando la joven se presentó en el acuartelamiento de la Guardia Civil para denunciar las agresiones que había sufrido por parte de su padre. Debido al estado de nerviosismo de la joven, los agentes decidieron enviarla a un centro de salud en la localidad vecina de Alfafar, aunque finalmente fue atendida en un hospital para evaluar mejor sus lesiones.

Minutos después de que la joven diera su testimonio, los agentes se dirigieron al domicilio para entrevistarse con el padre y proceder a su detención. Sin embargo, el hombre se negó a salir de la vivienda y comenzó a amenazar a los agentes con los cuchillos. Después de intentar mediar con él durante más de 45 minutos, los agentes solicitaron refuerzos.

En ese momento, el hombre amenazó con quitarse la vida y también con hacer daño a las personas que intentaran entrar en la vivienda. Incluso roció a los agentes con gas CS, un gas sofocante que está prohibido para particulares, a través de la cerradura de la puerta.

Ante estos hechos y escuchando ruidos en el interior del piso, los agentes decidieron ingresar por la fuerza para evitar que el hombre se lanzara por el balcón. La puerta estaba bloqueada por muebles y otros objetos, pero finalmente lograron entrar. Sin embargo, el hombre les roció con el gas CS y les golpeó antes de intentar arrojarse por el balcón.

En ese momento, los agentes se abalanzaron sobre él para evitar el intento de suicidio, lo que resultó en la rotura de la barandilla del balcón. Después de un forcejeo, en el que incluso trató de arrastrar a uno de los agentes al vacío, lograron reducirlo. Los agentes tuvieron que recibir atención médica por inhalación de gas, golpes y raspaduras.

El detenido, un hombre de 61 años de nacionalidad española, enfrenta cargos por desobediencia, resistencia, atentado a un agente de la autoridad y violencia doméstica. Por su parte, la hija ha presentado una denuncia formal contra su padre por malos tratos físicos y psicológicos.

En esta operación, intervinieron agentes de la compañía de Paiporta y patrullas de la Policía Local para regular el tráfico en la zona. Las diligencias correspondientes fueron entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº3 de Catarroja, Valencia.