Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Padres detenidos en Almería y Alicante por supuestamente organizar matrimonio entre su hija de 15 años y un primo

Padres detenidos en Almería y Alicante por supuestamente organizar matrimonio entre su hija de 15 años y un primo

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de tres personas en Almería y Alicante, acusadas de intentar casar a una niña de 15 años con su primo, quien tiene once años más que ella. Los detenidos son los padres de la menor y el propio primo.

Se les imputan varios delitos, entre ellos trata de seres humanos con fines de matrimonio forzoso, matrimonio forzoso en grado de tentativa, malos tratos en el ámbito familiar, lesiones y violencia de género.

La Guardia Civil ha informado que la menor solo tenía permitido salir de su domicilio para asistir al instituto, y además era obligada a vestir como sus padres deseaban y estaba bajo vigilancia para evitar que interactuara con otros chicos en el colegio.

En su hogar, donde vivían seis personas, a la niña se le obligaba a realizar todas las tareas domésticas bajo amenazas y coacciones de diversa índole, según ha relatado el cuerpo armado.

El año pasado, la familia se trasladó a su país de origen para celebrar la fiesta de compromiso y tenían la intención de casar a la menor antes de que cumpliera un año desde dicha celebración, en el mismo país extranjero. La familia era consciente de que este tipo de actos son ilegales en España. Una vez consumado el matrimonio, la niña sería llevada a la provincia de Alicante para vivir con su esposo.

El prometido le regaló un teléfono móvil a la menor, y esta era forzada por su familia a mantener contacto telefónico con su futuro esposo, quien, según la Guardia Civil, ejercía constantes coacciones para que la niña no saliera de casa una vez que comenzara la convivencia y atendiera a las necesidades domésticas del hogar.

Tanto los detenidos como las diligencias instruidas han sido trasladados al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de El Ejido. La investigación ha sido llevada a cabo por el equipo del EMUME de la UOPJ de la Guardia Civil en Almería.