Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Peritos de 11 empresas podrán investigar el edificio incendiado de Campanar tras autorización judicial.

Peritos de 11 empresas podrán investigar el edificio incendiado de Campanar tras autorización judicial.

El Juzgado de Instrucción 9 de València ha dado luz verde a los peritos de 11 empresas, principalmente compañías de seguros, para acceder a los bloques de viviendas incendiados en Campanar el pasado 22 de febrero, donde perdieron la vida 10 personas y cientos quedaron sin hogar. El fin de esta autorización es permitir que los peritos puedan elaborar sus informes correspondientes.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha informado que el juez ha facilitado a la Brigada Provincial de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía un listado detallado de las empresas solicitantes, quienes han demostrado tener un seguro relacionado con el inmueble siniestrado o han justificado de alguna manera su interés legítimo en la investigación.

Los peritos contarán con la supervisión de la Policía Científica para acceder de manera coordinada y organizada a los edificios afectados en los próximos días.

Mientras tanto, el magistrado aguarda el informe que está siendo elaborado por expertos de la Policía Científica, el cual deberá determinar el origen específico del incendio, entre otros aspectos relevantes.

Inicialmente, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, sugirió que el fuego podría haberse originado en un electrodoméstico de la cocina de la vivienda 86, pero aún no existen conclusiones oficiales al respecto.

La pasada semana, el Juzgado de Instrucción número 9 de València decidió archivar de manera provisional la causa penal abierta por el incendio en Campanar, después de que la Policía descartara un origen criminal en el fuego, no encontrando ninguna evidencia de etiología "criminal o delictiva".

Ante esta información, el juez resolvió el sobreseimiento provisional de la causa, sin embargo, aún se continúa con trámites judiciales en la oficina correspondiente, puesto que la resolución de archivo puede ser impugnada ante el propio tribunal o la Audiencia. Las familias afectadas, las familias de los fallecidos y las aseguradoras tienen la posibilidad de personarse como perjudicados una vez se levante el secreto del sumario, permitiéndoles recurrir la decisión inicial. Todo esto debe comunicarse a las partes involucradas.