Plataforma de especialistas confirma la dramática pérdida del 70% de las playas del sur de València durante las últimas tres décadas.

Plataforma de especialistas confirma la dramática pérdida del 70% de las playas del sur de València durante las últimas tres décadas.

Un estudio realizado por investigadores del Institut Cavanilles de la Universitat de València revela que la superficie de tres playas al sur del puerto de València ha disminuido considerablemente en las últimas décadas. En concreto, las playas de Pinedo, El Saler y La Garrofera han perdido un 70% de su volumen de arena desde la década de los 90, pasando de tener 170 hectáreas a tan solo 43 en el año 2022.

Este estudio ha utilizado una innovadora metodología basada en imágenes por satélite que normalmente se utiliza para medir el volumen de arena en desiertos, pero que se ha aplicado por primera vez en playas. Los investigadores han constatado que la reducción más significativa de la superficie de arena ocurrió después de la ampliación del Puerto de València entre los años 2010 y 2012. Sin embargo, la restauración realizada en 2023 ha aumentado la superficie de arena hasta las 112 hectáreas.

Los investigadores del Institut Cavanilles de Biodiversitat y Biologia Evolutiva de la UV han destacado la importancia de esta metodología, ya que llena un vacío importante en la investigación actual. Hasta ahora, no se había llevado a cabo un seguimiento específico de la capa de arena en playas mediante índices espectrales diseñados para dunas de arena. Esta aplicación innovadora en contextos costeros abre un nuevo campo de investigación.

El estudio ha demostrado una relación directa entre la expansión del Puerto de València, la creación de la Marina Real Juan Carlos I y la preparación para las pruebas de la America's Cup, y la reducción de la superficie de las playas. Debido a las corrientes marinas en esta parte del Mediterráneo, las playas al sur de las grandes infraestructuras pierden arena, mientras que las del norte tienden a crecer.

El área de estudio incluye aproximadamente ocho kilómetros desde la desembocadura del río Turia al sur del Puerto de València hasta la Gola de Pujol.

Las imágenes de los satélites Landsat-5, Landsat-8 y Sentinel-2 han demostrado cómo las labores de mantenimiento y mejora realizadas entre los años 2004 y 2010 lograron mantener artificialmente las tres playas, hasta que la ampliación del Puerto de València tuvo un impacto negativo en estos esfuerzos. Desde 2013 hasta 2022, se produjo una reducción de aproximadamente 90 hectáreas de arena en estas playas.

Por otro lado, las acciones de restauración llevadas a cabo a finales de 2023 han permitido aumentar la superficie de arena. En la playa de Pinedo, la superficie ha pasado de 22,91 hectáreas a 42,49. En El Saler, ha pasado de 9,30 a 38,64 hectáreas, y en La Garrofera, de 11,73 a 31,77 hectáreas. Además, las imágenes también muestran que la construcción del dique norte en la Gola de Pujol ha facilitado el asentamiento de arena en esa área.

El estudio utilizó imágenes de satélite para calcular el volumen de arena en cada período de tiempo. Se utilizaron índices espectrales diseñados originalmente para dunas de arena en el desierto, como el NDSAI para las imágenes de Landsat-5 y el NDESI para las de Landsat-8 y Sentinel-2. Aunque estos índices no fueron diseñados para playas, han proporcionado resultados adecuados para las características del clima mediterráneo.

En resumen, este estudio realizado por investigadores del Institut Cavanilles de la Universitat de València ha evidenciado la reducción significativa de la superficie de las playas al sur del puerto de València en las últimas décadas. La metodología utilizada, basada en imágenes por satélite, ha permitido seguir de cerca los cambios en el volumen de arena y ha abierto nuevas perspectivas en el campo de la investigación costera.

Categoría

C. Valenciana