Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

PP y Vox eliminan premio en honor a Guillem Agulló por considerar que su nombre fue impuesto unilateralmente.

PP y Vox eliminan premio en honor a Guillem Agulló por considerar que su nombre fue impuesto unilateralmente.

La oposición, "indignada" por una decisión que lamenta que coincida con la agresión grupal a un casal antifascista de Castelló.

VALÈNCIA, 5 Mar.

Les Corts han acordado eliminar el Premi Guillem Agulló gracias a la mayoría de PP y Vox y a propuesta de este último grupo, alegando que el nombre del reconocimiento fue una "decisión unilateral" del 'expresident' del parlamento valenciano Enric Morera. Por su parte, la oposición ha mostrado su "indignación" por esta decisión y ha lamentado que coincida con la agresión grupal a un casal antifascista en Castelló de la Plana.

En los últimos siete años, a partir de una declaración institucional suscrita por unanimidad en 2016, el Premi Guillem Agulló se ha entregado cada 25 d'Abril, Día de Les Corts, a personas y entidades que luchan contra los delitos de odio, en memoria del joven antifascista asesinado en 1993 por un grupo de neonazis.

En rueda de prensa tras la junta de síndics, Vox ha explicado que presentó un escrito a la Mesa de Les Corts para que el premio no estuviera "condicionado" al nombre de Guillem Agulló. Un argumento que ha apoyado el PP, que ha garantizado que volvería a apoyar una declaración institucional similar si fuera "genérica" en memoria de todas las víctimas de los delitos de odio.

Como síndic de Vox, José Mª Llanos ha asegurado que la denominación del Premi fue una "decisión unilateral" del 'expresident' de Les Corts Enric Morera (Compromís), por lo que considera que habría que llegar a "nueva unanimidad" para impulsar un galardón similar que no lleve el nombre de una única persona.

Miguel Barrachina (PP) ha sostenido que la declaración institucional de 2016 perdió su "vigencia" y el nombre del premio fue una "decisión personal" de Morera, cuando a su juicio el reconocimiento se podría denominar cada año con el nombre de una víctima. Para ello se ha abierto a llegar a un acuerdo con el resto de grupos, aunque no sabe si será "viable" con Compromís.

Entre la oposición, el síndic socialista, José Muñoz, se ha "indignado" por la eliminación del Premi, ya que ha recordado que la declaración de 2016 aludía específicamente a Guillem Agulló. "Carlos Mazón -'president' de la Generalitat- permite que la extrema derecha inocule su virus en la Comunitat Valenciana", ha denunciado.

Joan Baldoví (Compromís) ha acusado a PP y Vox de "cargarse" el Premi cuando en los últimos años se ha entregado "con total normalidad": "El PP de nuevo se arrodilla a las exigencias de Vox".

Además, los síndics de la oposición han lamentado que coincida con la reciente agresión grupal a un casal antifascista el pasado sábado en Castelló de la Plana, durante las fiestas de La Magdalena. La Policía Nacional investiga los hechos para detener a los presuntos autores, mientras la víctima, un hombre de 32 años, continúa ingresado en la UCI con pronóstico reservado.

"Nos recuerda a los años 80, cuando pensábamos que ya eran cosas superadas", ha manifestado Muñoz, para señalar que el concejal de Seguridad de Castelló, Antonio Ortolá (Vox), "se hizo fotos con un grupo neonazi asociado a una peña futbolística".

Baldoví, en la misma línea, ha exigido "justicia y detenciones" tras esta agresión y ha advertido que "la extrema derecha no puede ir suelta cargando contra personas que piensan diferente".

Por su parte, el síndic del PP ha mostrado la condena de su grupo a la agresión y ha confiado en que "sean detenidos todos los que atacaron por motivos de odio e ideológicos a ciudadanos inocentes". "Condenamos todos los delitos de odio, se produzcan por uno u otro extremo", ha recalcado.

Y el síndic de Vox ha expresado la condena de su partido a "todos los actos de violencia, también los de Castellón" y ha criticado la vinculación que se está haciendo del ataque con la formación que representa: "La vinculación que se hace de esos ataques con Vox no es más que fruto de la continua criminalización de Vox. Nosotros no tenemos nada que ver, no somos los que tiran piedras a los demás como hacen los demás con nosotros".