• martes 06 de diciembre del 2022

Precintan en Elche una cocina ilegal sin suministro de agua y con restos de cucarachas

img

ALICANTE, 14 Oct.

La Policía Local de Elche (Alicante) ha sellado una presunta cocina furtiva, ubicada en la calle Lope de Vega, por elaborar menús "en condiciones higiénico-sanitarias deficientes". En preciso, el lugar no tenía suministro de agua bebible para la limpieza y había una "presencia extendida de mugre y restos de cucarachas".

Los hechos se generaron el pasado miércoles, en el momento en que los vecinos alertaron de afecciones, pésimos fragancias y también insectos derivados de la elaboración de comida. Una patrulla se dirigió al local y, a su llegada, hallaron la persiana de ingreso entreabierta, con lo que lograron oír el estruendos de trabajo dentro suyo y un "fuerte fragancia a fritanga".

Una vez dentro, interrogaron al responsable de la actividad y lograron saber que "no estaba apta para atender al público de forma física", según comunica el consistorio en un aviso.

El local tenía una barra y una cocina interior en un estado de conservación y limpieza deficientes, tenía un único punto de luz y un ventilador situados en la salón donde se cocinaban masas para ciertos alimentos, ciertos contenidos en envases no capaces para semejantes fines. Todo ello al lado de un sinnúmero de elementos guardados y restos de comida tanto en suelo como en las paredes. Además, el extractor de humos se encontraba estropeado.

Igualmente, los agentes lograron constatar la sepa de suministro de agua bebible para limpieza y régimen alimenticio básico. Además, concluyeron que la presencia extendida de mugre y restos de cucarachas, tal como del género de alimentos cocinados, se correspondían de forma plena con las afecciones que denunciaron los vecinos.

Pese a que en el local se realizaban alimentos, con proporciones interesantes de exactamente los mismos y también elementos para su preparación, los policías preguntaron al hombre si vendía estos artículos o los distribuía a otros locales.

Ante la existencia de los efectivos policiales, el hombre negó los dos teóricos y aseveró que los generaba para consumo familiar. Una versión que asimismo levantó las supones de los agentes, al haber packs de bolsas de plástico para la comercialización y otros rastros afines.

Asimismo, los vecinos comprobaron que se llevaba a cabo reparto de comida, si bien el implicado asimismo negó tener ningún género de licencia o autorización para elaborar alimentos.

Por semejantes hechos, los agentes intervinieron y depositaron en el frigorífico del propio lugar un preciso lote de alimentos para su posterior inspección sanitaria. Además, precintaron el local y también instaron al hombre a que cesase su actividad.

Más información

Precintan en Elche una cocina ilegal sin suministro de agua y con restos de cucarachas

Noticias de hoy más vistas