• martes 29 de noviembre del 2022

Procuran pequeños con autismo para validar un nuevo procedimiento de diagnóstico a través de situación virtual

img

VALÈNCIA, 21 Jun.

Los Centro de Desarrollo Cognitivo Red Cenit, al lado de la Universitat Politècnica de València, necesitan pequeños de entre 3 y 6 años para validar un nuevo procedimiento de diagnóstico de autismo a través de situación virtual y también IA (inteligencia artificial).

El Proyecto T-Eye, vanguardista en el planeta, está subvencionado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

El aparato de estudiosos de los Centros de Desarrollo Cognitivo Red Cenit y de la Universitat Politécnica de València encargados del Proyecto T-Eye para diagnóstico precoz del autismo buscan pequeños con edades comprendidas entre 3 y 6 años para llenar los pases experimentales de validación de este revolucionario sistema para diagnóstico del autismo mediante situación virtual, IA (inteligencia artificial) y biomarcadores.

Los concretes demandados por estas entidades son tres:
pequeños de entre 3 y 6 años que tengan diagnóstico de TEA mediante la prueba ADOS-2; pequeños de entre 3 y 6 años normotípicos (con un avance habitual); progenitores, mamás o tutores de estos pequeños (con los que se validará una app para el análisis semántico y prosódico de la voz, incluida en T-Eye).

Se efectuarán entre una y tres sesiones 45 minutos cada una, en dependencia del género de neurodesarrollo del niño, en una fecha y horario a decisión de los causantes de menor.

Estas sesiones van a tener sitio en un ambiente accesible, una habitación virtual T-Room que recrea un parque donde el niño jugará a distintas juegos con Pablo, el avatar.

A los peques se les pondrá una pulsera para medir su actividad electrodermal y unas lentes ligeras de Eye Tracking para supervisar el rastreo de la mirada. Además, con técnicas de IA (inteligencia artificial) se examinarán los movimientos anatómicos del niño para alertar de probables estereotipias.

De instante, esta investigación consiguió discriminar con un 90% de precisión un niño TEA de uno normotípico, pero se precisa continuar estudiando a través de el aumento de la exhibe a fin de que las conclusiones finales sean robustas, y T-Eye, un emprendimiento científico cien% valenciano, logre ser ratificado de manera oficial como procedimiento de diagnóstico certificado y como una opción alternativa al diagnóstico tradicional.

Más información

Procuran pequeños con autismo para validar un nuevo procedimiento de diagnóstico a través de situación virtual

Noticias de hoy más vistas