Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Puig asume la responsabilidad por la derrota del 28M y reconoce sus errores con autocrítica.

Puig asume la responsabilidad por la derrota del 28M y reconoce sus errores con autocrítica.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha admitido este sábado durante el comité nacional de los socialistas valencianos que cometieron "posibles errores" en las elecciones autonómicas del pasado 28 de mayo. Puig ha reconocido que no entendieron la importancia que la Comunitat Valenciana se jugaba en esta cita electoral y ha asumido la responsabilidad por no haber percibido dicha cuestión.

Puig ha hecho una autocrítica en la que ha destacado que los socialistas no fueron capaces de contextualizar suficientemente la convocatoria electoral, ni de valencianizar el espacio político, ni de desprenderse del impacto de la derecha mediática y política española. Además, ha manifestado que no pudieron escapar de una atmósfera emocional que obstruía la opinión sobre el gobierno valenciano, ni de aislar a un entorno visceral que dificultaba la gestión. También ha lamentado que la respuesta de algunos ciudadanos ante la pregunta sobre el futuro de la Comunitat Valenciana fue inadecuada y no se correspondía con la realidad del buen desempeño del gobierno liderado por su partido.

Otro error señalado por Puig fue la falta de comprensión de que la Comunitat Valenciana se jugaba mucho en esas elecciones, incluyendo proyectos transformadores, la recuperación de la crisis pandémica y la confianza de los inversores en el territorio. A su vez, ha reconocido que descuidaron aspectos que otros partidos priorizaron, como el tacticismo electoral, el interés partidista y las campañas de insultos.

El líder socialista ha asumido total responsabilidad por estos errores y ha defendido la necesidad de realizar una autocrítica constructiva para poder mejorar y avanzar. A pesar de la derrota electoral, ha destacado que el PSPV aumentó el número de votos en comparación con convocatorias anteriores y obtuvo el mejor resultado autonómico en 16 años.

Puig ha valorado el legado del PSPV en los últimos ocho años, destacando avances decisivos en áreas como la convivencia, la reputación y la estabilidad. Ante el actual escenario político en la Comunitat Valenciana, con un gobierno del Partido Popular y Vox, ha reiterado la importancia de que el PSPV desarrolle una oposición fiscalizadora para combatir las políticas de la derecha y la extrema derecha. Además, ha subrayado la necesidad de impulsar la autonomía desde el Gobierno de España y construir una alternativa potente.

Por último, Puig ha agradecido al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por haber tenido en cuenta el factor humano al configurar el Ejecutivo, nombrando a Rebeca Torró y Arcadi España como secretarios de Estado.