• jueves 06 de octubre del 2022

Puig comunica una reforma fiscal "amoldada a la inflación" y critica a los gobiernos que ejercitan "política del avestruz"

img

Repudia el "electoralismo" frente a la coyuntura económica: "En este momento no toca meditar en las urnas, toca meditar en las neveras"

VALÈNCIA, 5 Sep.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que el Consell prepara una exclusiva reforma fiscal "amoldada a este tiempo de inflación" con los objetivos de "contribuir a las clases medias y trabajadoras, resguardar mucho más a la población vulnerable y también impulsar la creación de empleo".

Así lo indicó el president, Ximo Puig, a lo largo de su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, donde ha instado a hacer una "Coalición Valenciana contra la Inflación", donde va a haber "mucho más ayudas directas, mucho más rebajas en tasas y costos públicos y novedosas ocasiones". "Les adelanto que va a haber mucho más medidas y mucho más rebajas, y de esta manera proseguirá mientras que dure la guerra".

El president ha defendido que "ningún gobierno puede ser indiferente a las adversidades que está ocasionando la inflación", y "ningún nivel de la administración puede omitir la compromiso que tiene". Por ello, ha criticado a quienes ejercitan "la política del avestruz".

"'Que lo arregle el Gobierno de España', 'Que lo arregle Europa'".
Abdicar del ejercicio democrático del autogobierno jamás va a ser para mí una alternativa", ha señalado Puig en su alegato, en el que ha remarcado que "cada uno de ellos, en el ámbito de sus secuelas, si bien sean limitadas, debe dar resoluciones".

El líder del ejecutivo valenciano ha defendido que hay "fundamentos para la promesa" y ha rechazado el "catastrofismo" por el hecho de que "no asistencia". "No nos transporta a ningún ubicación mejor, no estimula a absolutamente nadie
salvo al que espera de él rédito electoral y daña a varios", ha añadido.

Asimismo, anunció la convocatoria de una charla con los ayuntamientos para sumar a las gestiones locales a esta "Coalición Valenciana contra la Inflación".

Puig ha considerado que hay "tres palancas que accionarán activas positivas en lo económico": el mercado de trabajo, los fondos expepcionales del Estado y los Fondos De europa. "La Comunitat Valenciana no puede reiterar recetas fracasadas", ha añadido.

El president ha señalado que hay que subir los sueldos frente al contexto de inflación: "Lo sugiere Europa y lo dicta el los pies en el suelo", y puso en valor el "diálogo popular". "Es la hora de la compromiso por la parte de todos, ni provecho expepcionales ni sufrimientos expepcionales", ha manifestado.

"Hay que subir los sueldos frente al peligro de impago de hipotecas.
No lo digo yo, lo afirma el Banco Central Europeo. Hay que subir los sueldos sin dañar el empleo, sabiendo las condiciones de cada ámbito. No puede ser peor el antídoto que la patología. Y para ello es indispensable una negociación colectiva sincera, franca y transparente", ha manifestado, mientras que ha aseverado: "O reducimos drásticamente la desigualdad, o corremos el peligro de que se rompa la sociedad".

"La intervención en el mercado es indispensable para eludir el colapso industrial", ha manifestado Puig, quien asimismo ha señalado la "ocasión" de distanciarse de la "dependencia histórica de los comburentes fósiles que nos crea una factura de millones de millones cada un año y que favorecen toneladas de CO2 a la atmósfera".

A nivel autonómico, Puig ha apuntado que planteará a las fuerzas políticas, a los agentes sociales y a los representantes institucionales, un Pacto Valenciano por la transformación energética.

"Nuestro horizonte es lograr ese ámbito sostenible en una década mediante una transformación acelerada para sobrepasar el problema entre desarrollo y sostenibilidad": "La protección del mundo es una ocasión para relanzar la economía", ha considerado.

Puig indicó que "la Estrategia Valenciana 2030 se asentará en el impulso de las renovables, la eficacia, el ahorro energético y la reforestación para batallar el cambio climático".

También propuso unos acuerdos autonómicos en múltiples ámbitos, entre ellos por la energía: "En España hay enormes usuarios de energía" y "enormes generadores de energía. Y todos tenemos que comprometernos en un avance armónico".

"No es realmente razonable que quienes mucho más energía consumen,
y menos energía desarrollan, sean asimismo quienes mucho más óbices ponen a medidas que favorecen la implantación de renovables, el ahorro y la eficacia. ¿Es razonable que los causantes de un territorio que solo genera el 4,9% de la energía consumida actúen tal y como si no pasara nada?", ha añadido. "La independencia no es ir por libre. Eso tiene por nombre egoísmo", ha aseverado.

En este sentido, ha rechazado una "España energética de 2 velocidades": "Unos albergando plantas de energía nuclear, huertos solares y molinos de viento, otros apretándose el cinturón energético, y una minoría instalada en un egoísmo de prominente voltaje". Además, le ha preguntado al PP dónde piensa disponer las novedosas centrales de energía nuclear que apoya.

Por su parte, el Consell aprobará el emprendimiento de ley de Medidas contra la Despoblación en el pleno del próximo viernes 16 de septiembre con medidas para "discriminar de forma positiva" al interior del territorio, que "no puede ser el patio trasero" y "merece mucho más futuro y menos lamentos".

Además, anunció que el Gobierno valenciano asimismo prepara un Plan Extraordinario de Recuperación Medioambiental, Socioeconómica y Emocional para las regiones perjudicadas por los enormes incendios de este verano, que incluirá un plan de reactivación con ayudas directas para recobrar las explotaciones ganaderas y agrícolas.

"Las regiones rurales no son solo para el verano, son para todo el año", ha añadido al comienzo de un alegato que ha basado en la despoblación y en la pelea contra la inflación, que es "el impuesto mucho más regresivo", con lo que "todas y cada una de las energías y los elementos probables van a ir premeditados" a combatir contra ella.

"AHORA NO TOCA PENSAR EN LAS URNAS"

Al comienzo del curso político, que acabará con unas selecciones autonómicas y locales, y ha instado: "En este momento no toca meditar en las urnas, en este momento toca meditar en las neveras".

"Hay varios retos que necesitan contestación, de ahí que la Generalitat tiene rigurosos deberes en este curso en frente de las tentaciones de electoralismo que ciertos expresan a cada hora", ha añadido.

Más información

Puig comunica una reforma fiscal "amoldada a la inflación" y critica a los gobiernos que ejercitan "política del avestruz"