• jueves 06 de octubre del 2022

Recatados en Alginet siete perros hacinados, anémicos y al filo del estrangulamiento

img

VALÈNCIA, 5 Jul.

La Guardia Civil de Valencia ha salvado en la ciudad de Alginet a siete perros de raza podenco que estaban hacinados en un espacio de reducidas dimensiones, ciertos al filo del estrangulamiento, y con graves síntomas de desnutrición. Por estos sucesos, se inspecciona a un hombre de 66 años.

Con fundamento de un registro efectuado por la parte de la Guardia Civil de Valencia al lado del Ministerio Fiscal el 15 de junio, se encontró una finca agrícola del ayuntamiento donde se cobijaban un total de siete canes en los que se patentizan signos de desnutrición y unas condiciones de hospedaje que, según los facultativos veterinarios, "ponían en grave peligro la vida de exactamente los mismos", comunica la Benemérita en un aviso.

Algunos de ellos estaban hacinados en un espacio de reducidas dimensiones que impedía su habitual desenvolvimiento, estaban atados con correas de unos cincuenta centímetros de longitud que impedían su libre movimiento y, en ciertos casos, al filo del estrangulamiento.

Además, el agua con el que contaban estaba en condiciones de insalubridad para su ingestión y carecían de la nutrición que se requiere para su conservación. Todo ello sumado a que el tejado con el que contaba el cubículo era de uralita, lo que hacía que el calor en el interior fuera aún mucho más asfixiante.

En el exterior de la caseta se hallaron 2 perros chiquitos de corta edad carentes de techado que les refugiase de las condiciones climatológicas, en medio de una ola de calor, careciendo de agua y alimentos.

Realizada una inspección, en unión a un veterinario que se titula, se comprobó que las condiciones higiénico-sanitarias en el sitio no reunían los mínimos demandados a fin de que la vida de los animales no corriera riesgo. Su estado físico, influyen desde el Instituto Armado, patentizaba un abandono por la parte del dueño, todo ello según el informe veterinario expedido.

Del mencionado informe se desprendía la urgente necesidad de accionar en prevención de la salud de los animales con lo que se procedió a efectuar la incautación precautoria de exactamente los mismos y al traslado a una protectora hasta el momento en que por la parte de la autoridad competente se disponga el destino final de exactamente los mismos.

Por estos sucesos, la Guardia Civil de Valencia ha procedido a la investigación de un hombre de 66 años y de nacionalidad de españa por un delito continuado de castigo animal. Las diligencias fueron entregadas a la Fiscalía de Medio Ambiente de Valencia.

Más información

Recatados en Alginet siete perros hacinados, anémicos y al filo del estrangulamiento