Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Sanidad desmantelará el uso obligatorio de la mascarilla tras tres semanas de disminución de contagios y cifras "tolerables"

Sanidad desmantelará el uso obligatorio de la mascarilla tras tres semanas de disminución de contagios y cifras

La Comunitat Valenciana está experimentando una estabilización en el número de contagios, lo que ha llevado a los hospitales de El Clínico y Vila Joiosa a comenzar a derivar pacientes a hospitales privados. Esto se produce después de que el conseller de Sanidad, Marciano Gómez, anunciara que se levantará la obligatoriedad de las mascarillas en los centros sanitarios y sociosanitarios una vez que se registren al menos tres semanas consecutivas de descenso de contagios y se alcancen cifras "aceptables" de incidencia de las infecciones respiratorias agudas, siempre y cuando así lo recomienden los técnicos en salud pública.

Según Gómez, la Comunitat Valenciana ha ingresado en una meseta de la curva de contagios, con una disminución del 24,3% en la incidencia de la gripe en la última semana y una disminución del 10% en los ingresos hospitalarios. Sin embargo, aún no se ha producido un descenso significativo y seguimos por encima de la media nacional, con 1.297,4 casos frente a los 935,1 casos de España.

Por lo tanto, aunque estamos cerca de poder levantar la obligatoriedad de las mascarillas, Gómez ha enfatizado que esta medida se tomará siempre siguiendo la recomendación de los técnicos en salud pública y medicina preventiva de los hospitales. En línea con su posición en el último Consejo Interterritorial, considera crucial escuchar a los expertos y no tomar decisiones unilaterales, como hizo el Ministerio sin consultar a la Ponencia de Alertas ni a la Comisión Nacional de Salud Pública.

En cuanto a las estrategias de gestión, se mantendrán las medidas aprobadas en el plan de contingencia del 1 de octubre de 2023 y las medidas complementarias adoptadas el 3 de enero de 2024, cuando la incidencia se triplicó en la última semana del año. Estas medidas incluyen ajustar la programación de la actividad quirúrgica, potenciar la atención domiciliaria y reforzar las plantillas.

En este sentido, Gómez ha confirmado que los hospitales del Clínico de València y Hospital Marina Baixa La Vila Joiosa han comenzado a derivar pacientes a hospitales privados debido a la mayor presión asistencial y las obras en curso. Esta colaboración público-privada era una de las medidas previstas para hacer frente al pico de las infecciones respiratorias que aún no se había implementado. Además, ha destacado que más de 120.000 personas ya han recibido la vacuna después de la apertura de la vacunación sin cita previa.

Gómez ha subrayado que las medidas implementadas y la disminución discreta de las insuficiencias respiratorias agudas están aliviando la presión en los hospitales, aunque aún existe cierta tensión en las puertas de urgencias. Seguiremos trabajando hasta que la normalidad sea total. Además, ha recordado que cada comunidad autónoma debe adoptar los mecanismos preventivos de salud pública según su situación epidemiológica.