Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Siete personas arrestadas en Paterna y Bétera por traficar cocaína a adictos.

Siete personas arrestadas en Paterna y Bétera por traficar cocaína a adictos.

Un individuo fue encontrado con más de cien gallos en su hogar, muchos de los cuales mostraban señales de abuso.

VALÈNCIA, 4 May.

La Policía Nacional ha arrestado a siete personas, cuatro hombres y tres mujeres, cuyas edades oscilan entre los 22 y los 60 años, en una operación policial llevada a cabo en Paterna y Bétera (Valencia) contra la distribución de cocaína base a personas con adicción a las drogas.

Durante la operación, en la que se realizaron registros en cuatro domicilios, los agentes, en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil y veterinarios, descubrieron más de cien gallos destinados a peleas, según informó la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación de la Brigada Local de Policía Judicial de Paterna se inició luego de recibir información sobre una posible familia dedicada a vender sustancias estupefacientes, específicamente cocaína, a personas con adicciones, desde tres residencias ubicadas en Paterna y Bétera. Una cuarta vivienda supuestamente se utilizaba para guardar dinero en efectivo u oro blanqueado.

Los agentes llevaron a cabo registros en estos cuatro domicilios con la ayuda del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES), el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y Guías Caninos.

Encontraron 71 dosis de cocaína con un peso total de 35 gramos, más de 5.500 euros, 25 juegos de joyas, un rifle de aire comprimido, 119 gramos de oro, 12 teléfonos móviles, un guacamayo protegido, un vehículo de lujo, así como aceites y productos de limpieza, supuestamente robados por uno de los detenidos.

Como resultado, los siete sospechosos fueron arrestados por tráfico de drogas y pertenencia a un grupo criminal. Dos de ellos también enfrentan cargos por blanqueo de capitales, y otro por receptación.

En la casa de Bétera, en colaboración con el Seprona de la Guardia Civil y veterinarios, se encontraron 107 gallos, 70 de los cuales mostraban claros signos de maltrato.

Además, se incautó una máquina para entrenar gallos para peleas, consistente en una jaula con cuatro compartimentos separados y suelo rodante, utilizada para obligar a los animales a correr. Varios de los gallos estaban visiblemente maltratados por peleas anteriores, usados como cebo para el entrenamiento de otros animales.

Los investigadores descubrieron que la vivienda había sido construida ilegalmente y que la electricidad estaba siendo robada. Por lo tanto, uno de los detenidos también enfrenta cargos por maltrato animal, violación de la ordenación del territorio y fraude eléctrico.

Los detenidos, de origen español y uruguayo, tienen antecedentes policiales y tres de ellos han sido enviados a prisión en espera de juicio.