Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Tres individuos arrestados por sustraer 1,5 toneladas de cable de cobre de empresa en l'Alcora.

Tres individuos arrestados por sustraer 1,5 toneladas de cable de cobre de empresa en l'Alcora.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de tres personas presuntamente vinculadas a una organización criminal que se dedicaba a cometer robos de cobre en una empresa situada en la localidad de l'Alcora, en Castellón. Estos hechos han sido comunicados por el cuerpo de seguridad en un comunicado oficial.

La empresa afectada presentó tres denuncias el pasado 15 de octubre en el cuartel de l'Alcora, en las que informaban de tres robos en los que se habían sustraído cableado de cobre, ordenadores portátiles, una torre de ordenador, taladros y radiales, con un valor total de 273.000 euros.

Ante esta situación, la Guardia Civil decidió establecer un dispositivo de vigilancia en la empresa afectada, lo que permitió a los agentes observar la salida de dos individuos corriendo de las instalaciones. Uno de ellos se dio a la fuga a pie, mientras que el otro utilizó un vehículo para intentar escapar. No obstante, ambos fueron finalmente detenidos como presuntos autores de tres delitos de robo con fuerza.

Una vez dentro de la empresa, los agentes encontraron suficientes pruebas de la participación de los detenidos en los hechos delictivos.

Además, los agentes lograron localizar un almacén en la ciudad de Castelló donde se sospechaba que se encontraba el cable sustraído. Tras inspeccionar el lugar, se halló una tonelada y media de cable de cobre sin su funda de plástico, el cual coincidía con el cable robado en la empresa de l'Alcora. Por este motivo, se detuvo al titular del almacén como supuesto autor de varios delitos de receptación y pertenencia a grupo criminal.

Según la Guardia Civil, este grupo criminal operaba de forma organizada y permanente, especializándose en robos a gran escala de cable de cobre. Sus miembros desempeñaban diferentes roles de manera coordinada, distribuyendo las distintas tareas y funciones para llevar a cabo estos actos delictivos.

El líder del grupo se encargaba de seleccionar a las personas que realizarían el corte y desenfunde del cobre, además de elegir la empresa donde se perpetraría el robo y coordinar la venta del material. Otro miembro del grupo se encargaba de la contra vigilancia, mientras que el dueño de la chatarrería era el encargado de recibir el cobre, dar instrucciones sobre cómo debía entregarse -previamente seccionado y pelado- y repartir el dinero obtenido por la venta del metal.

Gracias a la intervención de la Guardia Civil, se han esclarecido tres robos en menos de 48 horas y se ha logrado recuperar casi la totalidad de lo sustraído.

La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Castellón y las diligencias instruidas, junto con los detenidos, han sido entregadas en los Juzgados de Castellón.