• martes 06 de diciembre del 2022

Un denunciante de Alquería apunta a Rodríguez con los 'conectados' en Divalterra: "Dio los nombres y apellidos"

img

VALÈNCIA, diez Oct.

José Luis Pellicer, entre los denunciantes del caso Alquería, ha ratificado la demanda que interpuso en Fiscalía Anticorrupción por contrataciones presuntamente irregulares de altos directivos en la compañía pública Divalterra para beneficiar al PSPV y a Compromís y ha apuntado de forma directa al expresidente de la institución con el PSPV y de hoy alcalde de Ontinyent por La Vall ens Uneix, Jorge Rodríguez. "Me afirmaron que dio los nombres y apellidos".

Pellicer, ex- responsable del departamento jurídico de la compañía pública y secretario del Consejo de Administración, se pronounció de esta forma en su declaración, en calidad de testigo, en el juicio que se prosigue contra 14 acusados en la Audiencia de Valencia por la situacion Alquería.

Tanto Pellicer como José Luis Castellote, este último ex- directivo económico de Divalterra, denunciaron este trámite frente al ministerio público. Pellicer entró en Divalterra en el mes de septiembre de 2013 y llegó a ocupar el cargo de secretario del Consejo de Administración, a pesar de que, según ha comentado, no deseaba. En el año 2015 se enteró de que la gerencia deseaba contratar a siete personas en alta dirección. "Agustina Brines --entonces gerente-- me notificó de que tenía normas de Rodríguez de contratar a siete personas y me recalcó que tenía los nombres y apellidos", ha reproducido.

En ese instante Brines le solicitó consejos jurídico y él le comentó de manera verbal que en la compañía pública no se podía contratar a aquellas personas y que había que realizar el Estatuto Básico del Empleado Público. Estas manifestaciones se las trasladó más tarde por escrito en un correo: "Divalterra no podía tener personal eventual", le comentaba.

Sin embargo, los contratos se hicieron más allá de los "múltiples" reportes en contra. Y en este punto se ha referido al ex- jefe jurídico de Divalterra José Luis Vera, quien le llegó a comentar que el tema de las contrataciones era un "abuso" y que él no deseaba formar parte "en esa corrupción".

Las contrataciones "jamás" pasaron por el Consejo de Administración por resolución, así como ha repetido, del Consejo de Dirección. Preguntado por si acaso se realizó algún 'paripé' para realizar ver que se intentaban contrataciones con propaganda, ha respondido que era un desarrollo de "ingeniería jurídica" y ha aseverado que no le consta que hubiese ningún género de desarrollo de selección o entrevista.

El testigo ha reiterado que había un ámbito de "presión" a fin de que no se cuestionara la legalidad de los contratos y le solicitaron en múltiples oportunidades que informara favorablemente de los contenidos escritos: "Me comentaron que ellos hacían el informe y que yo lo firmase", explicó. Ante su posición aseguró que Brines le llegó a decir que se buscara un letrado pues le habían movido que lo deseaban despedir.

El testigo tuvo múltiples diálogos con distintas cargos, a una parte de Brines, sobre la ilegalidad de las contrataciones. Y en este punto ha nombrado al exgerente Xavier Simón: "Me presionaba mucho y me afirmaba que era un deber de Rodríguez, que él deseaba obtener la intención de estas personas si bien sabía que no eran altos cargos", ha aseverado.

"Me ha dicho --ha añadido-- que le ayudara a disfrazar la contratación de los altos cargos por el hecho de que el presidente lo precisaba. Me afirmaban quiénes eran, los nombres, y me llegó a instruir mensajes de teléfono en los que se le solicitaba que hiciese algo por 2 compañeros del partido que estaban en el paro", aseguró.

También sostuvo ciertas diálogos con el entonces letrado-asesor de Divalterra Jorge Cuerda, quien le llegó a decir que las contrataciones iniciales eran ilegales pero que él las iba a realizar legales. Para ello, indicó que él y Castellote debían realizar reportes de legalidad y consignación presupuestaria.

Precisamente fue Cuerda, según ha movido, quien le señaló, antes de soliciar su despido, con relación a ámbas contrataciones de alta dirección que se hicieron en 2018, que "el presidente de la Generalitat era Puig, pero que el próximo presidente iba a ser Rodríguez y que debíamos ayudar con él a fin de que llegara y en un caso así ganaríamos todos", le comentó.

El testigo explicó que a lo largo de un par de años y medio "todo fue un caso, fue todo intereses partidistas y personales" y ha asegurado que los contratados como alta dirección afirmaban de qué partido venían.

Ha expuesto que estas personas no ejercitaban verdaderamente funcionalidades de alta dirección "de ninguna de las formas". Ha correcto que con ciertas de ellas coincidía en la compañía y fichaban pero no hacían trabajos de alta dirección: "Una de ellas, por poner un ejemplo, no llegó a desarrollar ningún emprendimiento por la guerra que había entre PSPV y Compromís", ha aseverado.

Más información

Un denunciante de Alquería apunta a Rodríguez con los 'conectados' en Divalterra: "Dio los nombres y apellidos"

Noticias de hoy más vistas