• lunes 28 de noviembre del 2022

Un estudioso valenciano regulará un emprendimiento para la comunicación entre nanopartículas y células

img

Obtiene una ERC Advanced Grant, la asistencia mucho más reconocida del Consejo Europeo de Investigación, dotada con 2,5 millones de euros

VALÈNCIA, 24 Oct.

El estudioso de la Universitat Politècnica de València (UPV) y directivo científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN), Ramón Martínez Máñez, obtuvo una ERC Advanced Grant --la asistencia mucho más reconocida del Consejo Europeo de Investigación-- dotada con 2,5 millones de euros para el avance del emprendimiento Edison (Engineered Particles for Chemical Communication).

Este emprendimiento se enfoca en el campo de la comunicación química o molecular. Su propósito es el estudio, avance y app de nanopartículas que sean capaces de estar comunicado entre sí y cuya app supondría una revolución en el ámbito de la investigación química.

"Nuestro propósito es seguir en la entendimiento de de qué forma las micro/nanopartículas abióticas tienen la posibilidad de estar comunicado entre sí y con los sistemas vivos. En este contexto, una manera de entablar la comunicación a nivel nanométrico es imitar de qué manera se comunica la naturaleza, esto es a través de la utilización de mensajeros químicos. Si somos capaces de sentar las bases para la comunicación entre micro/nanopartículas y entre éstas y células, las futuras apps potenciales en el campo biomédico, y en otros campos como el medioambiental y la tecnología industrial son prácticamente sin límites", resalta Ramón Martínez Máñez, quien es hoy en día subdirector del Instituto Interuniversitario de Investigación de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) de la Universitat Politècnica València y la Universitat de València.

En el ámbito médico, por poner un ejemplo, estas nanopartículas podrían contribuir a revelar las claves para la prevención y régimen del cáncer, puesto que podrían actúa cono nanotraductores que ayudaran a conectar células cancerosas con células del sistema inmune, regulando las relaciones entre unas y otras y, por norma general, a conectar células entre sí que de otro modo no se comuniquen.

También podrían ser clave en el avance de novedosas tácticas para terminar con biofilms y microorganismos resistentes, logrando advertir la existencia de especies químicas que emplean las bacterias para hacer el biofilm y también inhibiendo estas señales.

La investigación iniciativa por Edison se desarrollará en el IDM, el CIBER-BBN y en las Unidades Mixtas en las que Ramón Martínez Máñez participa con el Centro de Investigación Príncipe Felipe y con el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia.

El emprendimiento, que empezó el pasado 1 de octubre, se extenderá a lo largo de 5 años hasta el 30 de septiembre de 2027. En una primera etapa, el aparato del Instituto IDM de la Universitat Politècnica de València va a crear los elementos básicos para estudiar la comunicación química; en la segunda, EDISON se va a centrar en el avance de sistemas capaces de entablar comunicación entre nanopartículas y sistemas vivos. Finalmente, los estudiosos y también estudiosas de la UPV van a trabajar en el avance de nanosistemas que incluyan nanopartículas sensibles a estímulos y electrónica para hacer novedosas construcciones híbridas de comunicación.

"Todos los años se describen cientos y cientos de nano/micropartículas pero prácticamente en todos y cada uno de los casos son usadas como entidades independientes sin conexión entre ellas. La conexión/comunicación entre partículas es la base para desarrollar sistemas comunitarios mucho más complejos y con novedosas funciones", asegura, en un aviso, el instructor Martínez-Máñez, que dedicará la mayoría de su tiempo al avance del emprendimiento EDISON con el propósito de sentar las bases de esta novedosa iniciativa.

La obtención de esta asistencia tan reconocida dejará al conjunto de investigación centrar la atención en el impulso de una exclusiva forma de comunicación en la nanoescala fundamentada en la utilización de mensajeros químicos que va a facilitar el avance de novedosas apps a escala nanométrica alén de lo viable empleando las tecnologías de la información y comunicación en la macroescala que el día de hoy conocemos.

Nacido en València el 11 abril 1963, Martínez Máñez es una de la referencias nacionales y también de todo el mundo en el campo de la investigación química.

Entre otras líneas, su conjunto del Instituto IDM de la UPV trabaja en el avance de gadgets nanométricos con "puertas moleculares" para la liberación dominada de medicamentos. Las nanopartículas estudiadas tienen la capacidad de retener una carga en su sistema de poros y entregarla al serles aplicado un estímulo químico, físico o bioquímico. Estas partículas fueron utilizadas, por poner un ejemplo, para la liberación selectiva de citotóxicos para la supresión de células cancerosas y bacterias, asimismo para la liberación de ciertos medicamentos en células senescentes y para la liberación de ciertas substancias en apps en alimentos o en agricultura.

Además, el aparato de Martínez Máñez trabaja por su parte en el avance de sondas moleculares para la detección, por medio de cambios de color y fluorescencia, de elementos de interés medioambiental y biomédico como drogas, gases alterados, ciertos biomarcadores, etcétera.

Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido, en 2016 fue premiado con el Premio a la Excelencia Investigadora de la Real Sociedad Española de Química (RSEQ) y en 2018 con el Premio Rey Jaume I de Nuevas Tecnologías.

Autor de sobra de 500 publicaciones, Ramón Martínez Máñez tiene una presencia muy señalada en las gacetas mucho más importantes del campo de la química mustidisciplinar, como el Journal of the American Chemical Society, Angewandte Chemie International Edition o Nature Communications. Además, fué mencionado mucho más de 25.215 ocasiones (web of Science, 29.484 ocasiones en Google Scholar), con una media de sobra de 47 citas por producto, y tiene un índice h de 75 (web of Science, índice h de 81 en Google Scholar).

Más información

Un estudioso valenciano regulará un emprendimiento para la comunicación entre nanopartículas y células

Noticias de hoy más vistas