• domingo 27 de noviembre del 2022

Un joven se muestra desvisto en la Ciudad de la Justicia para ingresar a un juicio por una multa al pasear sin ropa

img

VALÈNCIA, 27 Sep.

Un joven naturista de 29 años se ha anunciado este martes desvisto frente a la Ciudad de la Justicia de València, donde tenía un señalado un juicio en un juzgado de lo contencioso-administrativo por una multa impuesta por no llevar ropa por la calle. El denunciado, a quien ahora le pusieron cerca de diez multas por un importe total global de unos 3.000 euros, reclama que esta es "una práctica legal" y, por tando, protege su derecho a ejercerla.

Por último, el joven, Alejandro Colomar, un informático que teletrabaja para una compañía de america de seguridad informática, ha debido vestirse por indicación de la Policía Nacional --sobre aviso por la Guardia Civil-- para lograr entrar a las instalaciones de la Ciudad de la Justicia.

El joven, natural de València pero vecino hoy en dia de Aldaia, explicó que jamás tuvo ningún inconveniente con su desnudez y que procuró en la red y verificó que era una práctica legal.

Sin embargo, ha lamentado que la Policía siempre y en todo momento le molesta toda vez que sale a la calle desvisto, a veces acompañado de su madre, si bien ella sí va vestida. Colomar ha recalcado que proseguirá reclamando su derecho y que tiene dinero para abonar las multas y el letrado.

Por su lado, su letrado, Pablo Mora, explicó que comprenden que ir desvisto por la calle no es un delito, pero acepta que hay un vacío legal desde el momento en que en 1988 se suprimió el delito de escándalo público. Desde entonces, esta práctica debe quedar regulada en las ordenanzas municipales.

El inconveniente, apunta, es que escasos Ayuntamientos lo han regulado --como el de Barcelona o Valladolid-- pero ninguno del área metropolitana de València y, por consiguiente, mantiene que "se está vulnerando el principio de legalidad". De hecho, esta vulenración es lo que le permitió ganar entre las multas.

En otras ocasiones, tiene una condena por ingresar en una comisaría desvisto, que perdieron en primera instancia y en la Audiencia Provincial y que en este momento van a llevar en casación frente al Tribunal Supremo y probablemente acabará en el Constitucional.

El letrado explicó que la mayor parte de las sanciones que le han impuesto son por vulneración del producto 37 de la Ley mordaza, que charla de exhibicionismo obscenso en el momento en que no sea delito --y también exhibicionismo siempre y en todo momento es delito frente menores-- y que han impugnado.

Sobre esto, ha señalado que han ganado una sentencia por derechos escenciales y confía en ganar los ocho expedientes sancionadores que tiene libres en tanto que estiman que ir desvisto por la calle "no es exhibicionismo obsceno" sino más bien una manifestación de la independencia ideológica. "Comprendemos que no es un delito pero es interpretable", ha apuntado.

El letrado aclara que no hay una jurisprudencia anterior sobre este producto de Ley mordanza, pero sí que recurren a una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre un caso afín ocurrido en el Reino Unido, que estableció que sí que se podía comprender que el nudismo se encontraba cubierto por la independencia ideológica y de expresión agarradas del producto diez de la Declaración de Derechos Universales.

"Es nuestro alegato primordial si bien el Tribunal Supremo no comprenda que no es una expresión de independencia ideológico". Sin embargo, ha incidido en que ganado una sentencia por el principio de legalidad y son optimistas.

Más información

Un joven se muestra desvisto en la Ciudad de la Justicia para ingresar a un juicio por una multa al pasear sin ropa

Noticias de hoy más vistas