• martes 04 de octubre del 2022

Un popular del presunto asesino de Marta Calvo asegura que le charló de una región para liberarse de un cadáver

img

VALÈNCIA, 5 Jul.

Un popular de Jorge Ignacio P.J., presunto asesino de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas, ha contado frente al tribunal del jurado que el acusado le logró un comentario en una ocasión sobre una región para liberarse de un cadáver. También ha señalado que éste tenía "varios arranques y prontos".

El testigo se pronounció de esta manera en el juicio que se prosigue en la Audiencia de Valencia contra Jorge Ignacio P.J., quien se encara, así como demanda Fiscalía, a 130 años de prisión por 11 delitos de abuso sexual --tres de ellos como medio preciso para un delito de homicidio y siete para un delito de lesiones--; y un delito contra la salud pública. Por su parte, los progenitores de Marta Calvo, quienes ejercitan en el trámite como acusación especial, solicitan para el acusado la prisión persistente revisable. Las otras víctimas presentadas en la causa asimismo demandan esta pena. La defensa demanda la absolución.

La sesión de esta día empezó con la baja de un integrante del jurado por sentirse indispuesto y con la de un letrado de la acusación especial que ayer, a lo largo del juicio, padeció un amago de infarto y está ingresado en el hospital. Le reemplaza otra letrada de las acusaciones particulares.

Uno de los presentes que ha proclamado, popular de Jorge, indicó que unos amigos le presentaron al acusado en 2018 y desde ahí tuvieron una relación donde le adquiría cocaína "para un amigo".

Ha señalado que la última vez que lo vio fue el 11 de noviembre de 2019 --días tras la desaparición de Marta Calvo--, en el momento en que se presentó en su casa sin previo aviso. En ese instante le demandó que le acompañara hasta Xàtiva y le señaló que le dejaba su turismo aparcado en frente de su residencia una temporada. Le entregó las llaves.

Una vez en Xàtiva le mencionó que debían ingresar en una gestoría pues le iba a poner el turismo a su nombre, algo que a él no le pareció bien y que al final no hicieron. Luego lo dejó en Manuel y fue la última ocasión donde lo vio.

Ha correcto que ese día Jorge se encontraba "algo inquieto" y explicó que antes, entre mayo y junio de 2019, en un viaje que logró con el acusado hacia Gandia, éste le logró un comentario sobre "un lugar para liberarse de un cadáver". "Mientras que pasábamos con el turismo vio un lugar y me ha dicho lo que era pero no recuerdo bien si era un pozo o algo. La región por la que pasábamos sí la conocía pero yo no logré llevar entonces a los agentes", ha manifestado.

Este testigo aseguró que el acusado tenía "adversidades" para tener relaciones con mujeres pero en ese instante ignoraba que contratara los servicios de putas. "En el momento en que lo he leído es tal y como si fuera otra persona", ha advertido. También ha asegurado que Jorge tenía "arranques y prontos, como coger el móvil inteligente y tirarlo contra la pared", ha descrito.

Durante el juicio asimismo ha proclamado un hombre que sostuvo relaciones íntimas con Marta Calvo la noche en que desapareció, el 6 de noviembre. Ha explicado que contactó con ella mediante una página de avisos y han quedado sobre las 21 o 22 horas. Estuvieron juntos una hora y la joven consumió algo de cocaína. "Me mencionó que entonces iba con otro cliente", ha añadido.

Por otro lado, ha proclamado un vecino de Marta Calvo, quien ha manifestado que en alguna ocasión sostuvo relaciones íntimas con ella y sabía que la joven consumía cocaína pues se lo contó ella y lo vio en alguna ocasión. "Le ví que tenía un inconveniente con esto, de adicción", ha señalado.

Así mismo, ha testificado un hombre que proveía alcohol y sustancia a Marta Calvo. Ha señalado que la última vez que la vio la dejó en un hotel de València al lado de un hombre y a los 2 o tres días le llamó su madre para hacerle una pregunta por la relación que sostenía con ella. Luego le solicitó que le llevara a Manuel y de esta manera lo logró. No supo solamente.

Por otro lado, ha proclamado, asimismo como testigo, la directiva terapéutica de un centro al que asistió el acusado para rehabilitarse por el consumo de drogas entre agosto de 2017 y enero de 2018. Ha correcto que el acusado asistía al centro cada 15 días precisamente, si bien en ocasiones fallaba, y ha añadido que les comentó que había comenzado a consumir cocaína en Colombia con 18 años y que se había transformado en algo frecuente.

Les notificó en esas sesiones que no tenía pareja ni muchas relaciones sociales y se presentó un día por sorpresa en el mes de enero con 2 amigos para soliciar un certificado de asistencia, algo que no le brindaron por no cumplir los requisitos. "No supimos solamente de él y su régimen, en estas situaciones, no dio ningún resultado", ha añadido.

En la sesión de este asimismo ha testificado el directivo de producción de la planta de restos Los Hornillos de Quart de Poblet --donde en teoría lograron terminar los restos de Marta Calvo--, quien explicó el desarrollo de destrucción de basura. Ha correcto que siempre y en todo momento hay un porcentaje de bolsas de basura que no se abren.

Este testigo ha manifestado que puede darse el supuesto de que medio brazo o, aun, la cabeza de un individuo pasara inadvertida entre bolsas de basura en la planta. "Nos hemos encontrado en ocasiones hasta cabezas de cerdo. Pero si no se abre la bolsa... Puede pasar sin que nos demos cuenta", dijo.

Más información

Un popular del presunto asesino de Marta Calvo asegura que le charló de una región para liberarse de un cadáver