Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

Unión de Consumidores aconseja conservar tiquets y facturas ante caos aéreo en Reino Unido.

Unión de Consumidores aconseja conservar tiquets y facturas ante caos aéreo en Reino Unido.

VALÈNCIA, 29 Ago.

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana ha recomendado a los usuarios afectados por las cancelaciones y retrasos en los vuelos que están sufriendo centenares de personas por un fallo técnico en el sistema informático del operador del control aéreo del Reino Unido que conserven los tiquets y facturas de los gastos que les han podido suponer.

Asimismo, según ha informado la entidad en un comunicado, las personas afectadas pueden solicitar a la compañía aérea el derecho de asistencia y atención previsto en la normativa europea, de forma que las aerolíneas tendrán que facilitarles tanto manutención como alojamiento, así como organizar el traslado en el plazo "más breve posible".

Las personas afectadas podrán también, de forma alternativa, solicitar la devolución del importe del billete y buscar un medio distinto para realizar el trayecto de regreso, si fuera posible.

Desde la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana señalan que, al tratarse de una incidencia provocada por la caída del sistema informático del operador de control aéreo del Reino Unido y "no por una decisión o actuación de las compañías aéreas", las aerolíneas "no están obligadas a abonar indemnizaciones por la cancelación o retraso de los vuelos, pero sí estarán obligadas a facilitar los derechos de atención y asistencia a las personas afectadas".

No obstante, la entidad solicitará a la Dirección General de Consumo de la Generalitat Valenciana y al Ministerio de Consumo su intervención "tanto para agilizar el regreso de las personas afectadas como para reclamar las posibles indemnizaciones de los daños y perjuicios por la cancelación o retrasos de los vuelos, frente al gestor británico de control aéreo NATS, en tanto que la incidencia ha venido provocada por un fallo reconocido del sistema de control aéreo y, por lo tanto, bajo su responsabilidad".

La NATS es una asociación público-privada (www.nats.aero) que presta servicios de control de tráfico aéreo en el Reino Unido, y, en este caso, ha reconocido que la incidencia "ha sido provocada por un fallo técnico en el sistema de procesamiento automático de los planes de vuelo, que ha obligado a introducir los datos manualmente de manera que ha reducido la capacidad de gestión del tráfico aéreo y ha causado la suspensión o retraso de los trayectos previstos por las aerolíneas".

El secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, Vicente Inglada, ha recomendado a todas las personas afectadas que "conserven tiquets y facturas de los gastos que les pudiera suponer dichos retrasos y cancelaciones así como el detalle y justificación de los daños y perjuicios que les haya podido suponer dicha incidencia, para realizar la reclamación oportuna directamente frente al gestor británico de control aéreo o a través de las asociaciones de consumidores o las Oficinas Municipales de Información al Consumidor de su localidad".