Crónica Valencia.

Crónica Valencia.

València buscará recuperar y reubicar los restos de la 'Tortada' de Goerlich.

València buscará recuperar y reubicar los restos de la 'Tortada' de Goerlich.

El Ayuntamiento de València ha anunciado la licitación del inventario, catalogación y conservación preventiva de los restos de la plaza del Ayuntamiento conocida como la 'Tortada', con el objetivo de evaluar una propuesta de recuperación o reubicación de estas piezas históricas.

Según el concejal delegado de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, esta tarea permitirá a las nuevas generaciones valencianas conocer cómo era la plaza del Ayuntamiento hace casi un siglo.

La 'Tortada' fue inaugurada en 1933 y luego demolida en 1961. Los restos de esta icónica plaza se encuentran dispersos en diferentes lugares de la ciudad y su área metropolitana, incluyendo el almacén municipal de Borbotó, los terrenos de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) junto a la antigua estación de Sant Isidre y espacios públicos de Paiporta, e incluso se especula que también hay restos en la escalinata del Monasterio de Santa María del Puig.

En colaboración con el Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico del Ayuntamiento de València, la empresa adjudicataria tendrá un plazo máximo de tres meses y medio, con la posibilidad de una prórroga de un mes, para llevar a cabo el trabajo de inventario, catalogación y conservación preventiva de los restos de la 'Tortada'. El contrato tiene un valor estimado de 133.842,21 euros.

El concejal José Luis Moreno destacó la complejidad de esta labor, que involucra a diversas administraciones públicas y a técnicos de diferentes ámbitos, así como la dificultad de acceder a algunas de las piezas dispersas.

Durante este proceso, no se descarta la aparición de nuevos hallazgos o la confirmación de los ya detectados en diferentes lugares de la ciudad.

Aunque algunos elementos de la 'Tortada' fueron enumerados y retirados en 1961 con la intención de ser reutilizados en el futuro, aún perduran en la ciudad de València algunos restos, como una antigua fuente y parte de una columna en el Pla de la Saïdia, cinco columnas completas del desaparecido mercado de flores en la avenida del Regne de València, y parte de una basa y columna en l'Olivereta.

La plaza del Ayuntamiento fue diseñada por el arquitecto municipal Francisco Javier Goerlich y formaba parte de un proyecto de renovación urbana llevado a cabo durante el gobierno de la II República entre 1931 y 1933. La plaza fue inaugurada el 28 de enero de 1933 y constituía un elemento clave en la remodelación de la zona.

Sin embargo, en 1961, el entonces alcalde Adolfo Rincón de Arellano decidió demoler la 'Tortada' debido a su falta de funcionalidad y su inadecuación a las necesidades de la fiesta fallera y de la industria automovilística. En su lugar, se construyó un aparcamiento de coches en superficie y se realizaron modificaciones en la traza de las calles de las Barcas y de la Sang. Los puestos de flores subterráneos de la plaza ya habían quedado obsoletos en 1944.