• jueves 06 de octubre del 2022

Zoo transporta su "terapia colectiva grupal" a Viveros con un público que "volvió a saltar" tras la pandemia

img

VALÈNCIA, 9 Jul.

La banda valenciana Zoo ha brindado este viernes un concierto en los Jardines de Viveros de València, en forma de "terapia colectiva grupal", que hizo que el público "vuelva a saltar" tras un par de años con limitaciones en la celebración de acontecimientos musicales gracias a la pandemia de Covid-19.

Con todas y cada una de las entradas vendidas, Zoo hizo vibrar nuevamente a jóvenes y mayores una vez que recientemente mucho más de un año ofreciese un doble directo en La Marina de València, marcado por la restricción de aforo, la obligatoriedad de empleo de la mascarilla y de que los ayudantes continuaran sentados en sus localidades a lo largo del concierto.

En aquella ocasión, a plena luz del día, aun se llegó a achicar el volumen en los puntos mucho más enérgicos de ciertas canciones para eludir que la multitud se levantara a bailar los temas del conjunto de Gandia (Valencia).

Trece meses después, este viernes Zoo y su público volvieron a cantar y saltar bajo "la lluna de València" con ciertas de sus canciones mucho más conocidas, como 'Estiu', 'Ventiladors', 'La mestra', 'Carrer de l'amargura', 'El cap per avall', 'Impresentables', 'Camins' y éxitos de su nuevo disco 'Llepolies', con 'Avant', 'Llepolies' o 'Tobogan' como varios de los temas mucho más coreados por los ayudantes.

El concierto estuvo marcado por un ritmo frenético, gobernado por la alegría de pequeños, jóvenes y no tan jóvenes, el regreso de los "añorados" 'pogos', alguna bengala, y brazos y puños en prominente que se movieron al son de la música, a veces acompañados de las luces de las linternas de los móviles inteligentes y el fuego de los encendedores de la gente ayudantes.

"València i prou. Recuperándonos de ayer de noche: qué fuerza se respiraba, qué momentazos, cuántos amigos hicimos y qué honrados estamos. Gracias infinitas", escribió el conjunto en sus comunidades horas tras interpretar uno de las noches mucho más aguardadas del período Concerts de Vivers.

Este concierto empieza el desenlace de la da un giro 'Llepolies' que el 3 de diciembre va a viajar hasta el Wizink Center de Madrid, y se va a despedir el diez del mismo mes en el Palau Sant Jordi de Barcelona, con la pista del recinto barcelonés ahora agotada.

El grupo musical ha compartido letrero con los asimismo valencianos Tenda y Lisasinson, que han brindado 2 anteriores. De hecho, la cantante de esta última banda compartió ámbito con 'Panxo' para versionar la canción 'Sereno' del conjunto gandiense. Los Jardines de Viveros asimismo contaron con la existencia de las pertenecientes de Mafalda, que fueron muy jaleadas al acompañar a Zoo en la interpretación de su tema 'Presoners'.

El concierto, que empezó unos minutos antes de las 23.00 horas de la noche y duró algo mucho más de hora y media, estuvo marcado por los mensajes reivindicativos "feministas y antifascistas" del conjunto.

"Es un honor estar aquí, defendiendo la buena doctrina, que es la doctrina de las causas justas y de la multitud condescendiente y buena, que apunta a los ladrones y a los abusones", fué entre las consignas proclamadas por el artista mucho más conmemorada entre el público, que ha coreado a pleno pulmón los mensajes mucho más críticos de las canciones de la banda valenciana.

Asimismo, 'Panxo' no ha amado descuidarse de nombrar a organizaciones dedicadas a "causas justas" como la Comissió Ciutat-Port contra la ampliación del Puerto de València o el sindicato de vecindario Construyendo Malilla.

El concierto concluyó pasada la medianoche con entre las canciones mucho más conocidas de la banda, 'Tobogan', que dejó al público con "ganas de sobra" y actuó como conclusión a una noche "pasmante, sin otro adjetivo que logre describirla", según ha apuntado la organización del acontecimiento en sus comunidades.

Con su último lanzamiento sonando de fondo, 'Panya', entre los temas mucho más anhelados por el público --que aun llegó a soliciar que se interpretase en múltiples instantes del concierto--, los músicos se despidieron de València entre agradecimientos y asegurando rencontrarse: "Hasta la próxima".

Zoo fué el único conjunto, al lado de Leiva, Simple Minds y Rigoberta Bandini, con 2 datas vendidas al terminado, que consiguió agotar las entradas de los Concerts de Vivers.

Más información

Zoo transporta su "terapia colectiva grupal" a Viveros con un público que "volvió a saltar" tras la pandemia